jueves 05 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Credibilidad

Credibilidad es lo que deberían tener los grandes empresarios, los jueces y las Cortes, los generales, los periodistas, el Fiscal...
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alvaro Ordoñez

Este es un país necesitado de credibilidad, de certeza, los colombianos queremos creer en un Presidente que pareciera ser la persona ecuánime, inteligente y justa, capaz de liderar un país que debe pasar las páginas de los odios y las guerras para enfocarse en el desarrollo, el crecimiento, la justicia social y la generación de oportunidades para todos los colombianos, pero algunos de sus actos y sus cercanías no logran generar esa deseada credibilidad, se requiere un mensaje más contundente e independiente.

Credibilidad es lo que requiere el proceso de paz, pero aunque el fin es absolutamente loable y deseable, sus actores cada día le propinan golpes bajos que lo debilitan en su compromiso de buscar la verdad, la no repetición y en alguna forma la reparación de las víctimas, la Justicia Especial para la Paz no muestra resultados, es lenta en sus decisiones y le falta contundencia en sus acciones, personas como ‘Santrich’ y ‘Márquez’ demuestran su verdadero y mezquino interés personal y su incapacidad de abandonar el delito haciendo eco a los enemigos del proceso

A los políticos de este país o por lo menos a la mayoría no se les puede creer nada, son incoherentes, se odian un día y se aman al otro, dividen el país teóricamente por sus ideales y convicciones, pero respaldan todo tipo de candidatos sin que medie ninguna valoración diferente a la posibilidad de ganar, de ostentar el poder y utilizarlo para el enriquecimiento personal inexplicable y el favorecimiento vulgar de sus secuaces, testaferros, benefactores y financiadores. Desarrollan todo tipo de actos dramáticos para convencer incautos, se golpean, se insultan con sus socios del pasado, lloran y piden perdón público por actos que no confiesan, hablan de programas imposibles de realizar demostrando ignorancia y falta de preparación, viven como millonarios sin que se les conozca trabajos o empresas que pudiesen producir esos niveles de ingreso.

Credibilidad es lo que deberían tener los grandes empresarios del país, los jueces y las Cortes, los generales, los periodistas, el Fiscal, el Procurador, el Contralor y todos los líderes de todos los niveles. Esa solo se encuentra en la verdad, la sinceridad y la coherencia.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad