jueves 09 de julio de 2020 - 12:00 AM

Dignidad

Requerimos dignidad eficiencia y eficacia, señores más que doctores, con muy poca necesidad de reconocimiento y publicidad.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alvaro Ordoñez

La dignidad es una cualidad de la persona o de los cargos como tal, y hace referencia al merecimiento de respeto que la persona o quien ocupa el cargo merecen y deben. El tema tiene especial relevancia cuando el Fiscal, con gran soberbia, habla de la importancia de su cargo y de sus cualidades para desempeñarlo, nombró muchas, sus múltiples títulos, su pasado como profesor universitario y haber escrito un par de libros, alegó a su favor su rol de padre y se olvidó de las obligaciones que la dignidad del cargo que ocupa le exige. Comparto su derecho a estar en el fin de semana con su hija y su esposa, pero buena parte de lo que habla bien de un ejecutivo es su capacidad de distribuir el tiempo en sus diferentes actividades, le falta dignidad para el cargo aún cuando, no sé, sus actuaciones sean legales.

El gran problema que tenemos en Colombia es que quien es elegido para una alta dignidad ejerce a plenitud sus derechos sin profesar las obligaciones que está le impone. Cuántas buenas educadas y preparadas personas al llegar a altos cargos se dejan seducir por las mieles del poder el abuso y la corrupción.

Valdría la pena preguntarse hoy cuánto ponderan la dignidad personal de los candidatos a ternar para Procurador y Defensor, las Cortes y la Presidencia de la República, será que esta innata cualidad de ser digno en los seres humanos es otro de los tantos valores que decidimos enterrar junto a la urbanidad y las buenas costumbres, o será que que las dignidades de los cargos son enormes para quienes se candidatizan.

La primera dignidad del ser humano para los creyentes de la religión católica es ser creado a imagen y semejanza de Dios; esta nos hace libres y responsables de nuestros actos y del ejemplo que es a través del que educamos, quienes ostentan la dignidad de magistrados deben honrarla eligiendo candidatos para la Procuraduría y la Defensoría, en donde primen las cualidades personales y con un alto enfoque en el resultado. Requerimos dignidad eficiencia y eficacia, señores más que doctores, con muy poca necesidad de reconocimiento y publicidad.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad