jueves 02 de abril de 2020 - 12:00 AM

Equilibrio

La propuesta a evaluar es que tan cíclicas pueden ser las medidas de aislamiento total y parcial para poco a poco reiniciar el funcionamiento del aparato económico.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alvaro Ordoñez

Ni tanto que queme al santo ni tan poco que no lo alumbre, reza el adagio popular, esa es la medida que debe tener un gobernante en épocas de incertidumbre como las que vivimos actualmente. Sin lugar a dudas las medidas tomadas hasta hoy por el gobierno nacional muestran ese equilibrio y si somos coherentes solo las cifras de contagio y capacidad de atención del sistema de salud serán las que nos digan los pasos a seguir, pero es muy importante medir el impacto de cada decisión en función de la salud pública, la salud mental y la económica.

Tenemos que aprender a vivir con el virus mientras la ciencia encuentra la vacuna que sin lugar a dudas será la solución única y definitiva, el aislamiento total por un tiempo prudencial como lo estamos viviendo es necesario y sano, el estado, los grandes y pequeños empresarios estamos haciendo un importante sacrificio económico de proporciones incalculables y la solidaridad brota para entender la importancia de atender las necesidades básicas de toda la población y si cumplimos la primera etapa seguramente lograremos aplanar la curva del contagio y nos dará tiempo para prepararnos de mejor forma para los rebotes propios de este tipo de situaciones. La protección de la población más vulnerable a la enfermedad nos obliga a cambiar muchas costumbres y a generar nuevos protocolos de relación.

Pero ese equilibrio necesario debe entender que no podemos estrangular el aparato social, tendremos que ser elásticos y apelar a toda nuestra imaginación para permitir el retorno de las actividades normales, sabiendo que por mucho que parezca indispensable el aislamiento más temprano que tarde los recursos de la gran mayoría de las personas empezarán a llegar a sus límites y por muy buena voluntad el estado será a su vez incapaz de asumir económicamente la salubridad pública.

La propuesta a evaluar es que tan cíclicas pueden ser las medidas de aislamiento total y parcial para poco a poco reiniciar el funcionamiento del aparato económico.

Por ahora y mientras las cifras le permiten al gobierno tomar esas decisiones es fundamental entender que solo hay un comandante a quien hay que rodear y apoyar renunciando a los protagonismos individuales.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad