jueves 31 de octubre de 2019 - 12:00 AM

La gran responsabilidad

La tarea es ardua, hay que pasar la página del individualismo, para conformar y liderar un equipo de trabajo capaz de desarrollar con lujo de detalles el programa de gobierno
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alvaro Ordoñez

Bucaramanga cumplió, votó con una gran participación y un resultado contundente. Felicitaciones al Alcalde electo, la ciudad le entregó un mandato claro y usted en sus primeras palabras, en gesto de grandeza, agradeció a Dios; hoy después de las emociones del resultado, le pido a ese mismo Dios que lo ilumine, lo acompañe y lo guíe en la gran responsabilidad que tiene con el presente y el futuro de la ciudad, con la ilusión de un pueblo y con las futuras generaciones, con la decencia, la honradez y el respeto por los ciudadanos, ahora por todos, sin distinguir entre los que lo apoyaron y los que no, ahora es el alcalde de los ciudadanos.

La tarea es ardua, hay que pasar la página del individualismo, para conformar y liderar un equipo de trabajo capaz de desarrollar con lujo de detalles el programa de gobierno, hay que iniciar los contactos con el Gobierno nacional y departamental, para lograr la participación en la inversión de los más importantes proyectos de la ciudad, convocar a los gremios, los empresarios, la academia y los bumangueses en general, para dirigir la administración que nos devuelva a ser el área metropolitana de mejor desempeño en todos los aspectos en el país.

Nunca un Alcalde había logrado la cantidad de votos ni la diferencia con sus contrincantes que logró el ingeniero Cárdenas, por eso su compromiso es mayor, debe establecer respetuosas y profesionales relaciones con un Concejo renovado en buena parte, logrando una coalición que le dé gobernabilidad, evitando el desgaste de la confrontación, pero manteniendo la sana política de no participación de los concejales ni en el reparto de puestos ni mucho menos de los presupuestos.

Con la fuerza de la votación obtenida, me gustaría invitarlo a que lidere el inicio del diálogo abierto y sincero que nos lleve a la creación del Distrito Metropolitano; nunca antes, creo yo, alguien podría tener mejor oportunidad de liderar un proyecto de esta naturaleza, que tanto bien les generaría a las ciudades del área metropolitana.

Señor Alcalde, tiene usted la más grande responsabilidad que haya soñado en su vida, honrarla es su deber. Que Dios lo acompañe.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad