jueves 05 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Negativismo ambiental

Valdría la pena ver a las asociaciones ecologistas hacer un balance de sus acciones en positivo, rindiendo cuentas de su participación en las juntas directivas de las corporaciones autónomas regionales
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alvaro Ordoñez

Se volvió una constante la oposición de los verdes a todos los proyectos productivos y de desarrollo, no a la explotación minera, no a la explotación petrolera por medios no tradicionales, no a la ganadería, no a las plantaciones de palma africana, no al turismo ecológico en parques y páramos, no a la construcción de vías como por ejemplo la variante a Cúcuta, no.... hagamos nada y protejamos mal el medio ambiente.

Yo me declaro públicamente un ignorante en el tema, por lo que no voy a entrar a discutir la conveniencia o no de este o aquel proyecto, lo que sí veo es que entre los entendidos en las diferentes materias existen tantas opciones como las pueda imaginar la mente humana y que la gran conclusión es que no existe evidencia científica que pueda sustentar ninguna de esas posiciones, sumados a algunos ignorantes que pretender sentar cátedra del desconocimiento y escalar reconocimiento social e incluso económico apareciendo como líderes de la población y la niñez del futuro.

Valdría la pena ver a las asociaciones ecologistas hacer un balance de sus acciones en positivo, rindiendo cuentas de su participación en las juntas directivas de las corporaciones autónomas regionales, de las denuncias realizadas sobre la malversación de fondos de estas entidades y sobre el pobre trabajo realizado en el cuidado de las cuencas de ríos y quebradas, las cuales ya ocasionaron dos tragedias costosísimas en vidas humanas y daños económicos en este año, sobre su participación activa en la solución del problema de las basuras, o generando programas de reforestación y otras múltiples acciones que ofrezcan resultados medibles. Ver a los concejales del área metropolitana y diputados departamentales en lugar de bloquear vías y recintos particulares, liderando proyectos para desarrollar la generación de gas natural a partir de los rellenos sanitarios sin necesidad de contratar con extrañas compañías multinacionales, creando profesionales veedurías públicas para el seguimiento del cumplimiento en tiempo real de los compromisos ambientales y sociales que deben adquirir los inversionistas de los programas que tanto preocupan.

Declaro que no tengo relación de ninguna clase con ningún proceso minero energético, si muchas comerciales con el sector avicultor, palmero e industrial en general.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad