jueves 19 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Oportunidad

Los gobernantes tienen la oportunidad de lucirse, demostrando sensatez, disciplina y coordinación, respondiendo a las responsabilidades con orden y respeto jerárquico y con autoridad.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alvaro Ordoñez

Alguien dijo que la gran virtud del ser humano está en ver una oportunidad incluso en el momento más difícil, hoy la humanidad, nuestro país y nuestra sociedad toda, está atravesando un momento de gran dificultad, pero sin descuidar lo que cada quien debe hacer para su control debemos encontrar la gran oportunidad que esta situación nos brinda. El primer momento es la oportunidad de ser responsables con nosotros mismos y con nuestros círculos primarios, familia, copropiedad, barrio y ciudad. Esa responsabilidad personal nos evitará que el gobierno tenga que actuar cada vez más concluyentemente en la limitación de las actividades y muy seguramente nos ahorrará más de un dolor de cabeza.

La segunda gran oportunidad es la del reencuentro verdadero con nuestra familia, seguramente tendremos la oportunidad de jugar y conversar con nuestros hijos, hermanos y vecinos, con seguridad descubriremos miles de facetas de cada uno de ellos que pasamos desapercibidas en nuestro agitado vivir, es la oportunidad de volver a leer, a escribir, a cantar o tocar el instrumento que hace años adorna algún rincón de nuestra vivienda, incluso de reparar muchas cosas que hemos dejado pendientes, tendremos la oportunidad de jugar parqués o monopolio, de preparar crispeta y ver una película en familia. Quédate en casa este puente y vive esta oportunidad única que nos mandó la vida.

También es la oportunidad de desarrollar nuestra verdadera responsabilidad social como patronos, no es el momento de los vivos que se aprovechan de la situación, es seguramente el momento de asumir con entereza la responsabilidad por nuestros trabajadores, el momento de demostrar que todas las personas son más importantes que cualquier otra consideración. Sin lugar a dudas, muchos no podrán dejar de trabajar, no podrán dejar de asistir incluso a sus lugares de trabajo y seguramente tendrán que asumir más riesgos que otros, los demás tenemos la oportunidad de no generar congestiones o de no ocupar espacios, incluso de no servir de transmisores del virus.

Los gobernantes tienen la oportunidad de lucirse, demostrando sensatez, disciplina y coordinación, respondiendo a las responsabilidades con orden y respeto jerárquico y con autoridad. Es la oportunidad de unirnos como nación y no de desarrollar bajos instintos politiqueros.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad