jueves 24 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Por qué voy a votar por...

Mi invitación es a votar a conciencia por el mejor, por quien entienda que los cargos públicos son para servir a los electores, por quienes entiendan que es el beneficio de todos y no el interés personal el que debe guiar sus decisiones
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alvaro Ordoñez

Aun cuando el voto es secreto, cada quien tiene derecho a contar por qué y por quién quiere votar, así que en ejercicio de ese derecho les voy a contar.

Mi candidato a la Alcaldía de Bucaramanga es Juan Carlos Cardenas, voy a votar por él, porque lo conozco, es un hombre inteligente, estudioso y preparado, debe ser el gerente que la ciudad necesita y no creo que sea títere de nadie, tiene mucho que aportar y mucho que perder si no nos cumple a los electores. Representa a una generación que debe tomar el liderazgo de la ciudad y seguramente sabrá rodearse de un equipo equilibrado que logre devolvernos al camino del desarrollo con participación ciudadana y equidad social.

Mi candidato al Concejo es Carlos Parra, joven, valiente, lleno de energía y personalidad, trabajador incansable en el conocimiento de la ciudad y lo público, será sin lugar a dudas un importante político de Santander para el país, muy seguramente un aliado importante en el trabajo del Alcalde y a la vez un control permanente de su gestión.

Votaré a la Asamblea por Abelardo Estévez Reyes, un hombre honorable a toda prueba, maduro, con el único interés de servir desde su experiencia, preparación y pasión por el medio ambiente, dándonos ejemplo y ejerciendo el control político que les es propio a los diputados.

Usaré la opción del voto en blanco para la Gobernación, no logro identificarme con ninguno de los candidatos y es deber expresarlo así en las urnas, algún día reconoceremos el valor de este, que si llegase a ganar representa la voluntad de cambio del pueblo.

Mi invitación es a votar, a cumplir el próximo domingo con el sagrado deber ciudadano que nos impone la democracia, a votar a conciencia por el mejor, por quien entienda que los cargos públicos son para servir a los electores, por quienes entiendan que es el beneficio de todos y no el interés personal el que debe guiar sus decisiones, el que tiene claro que no solo tiene que ser absolutamente pulcro en el manejo de lo público sino entregar una ciudad o un departamento ejemplar y admirados por la nación.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad