jueves 11 de julio de 2019 - 12:00 AM

Seamos diferentes

deberíamos privatizar Metrolínea, acabando el ente gestor quebrado y sin capacidad de actuar, convertido en un centro burocrático...
Image
Columna de
Alvaro Ordoñez

En Colombia, si crees que deberían haber extraditado a ‘Santrich’ eres enemigo de la paz y si no, eres enemigo de la justicia y el orden institucional. Si das cuatro razones para estar en desacuerdo con el desarrolladísimo proyecto de ciclorrutas eres enemigo de las bicis y del cuidado del medio ambiente. Pues no, eso es radicalismo extremo, falta de cultura y respeto por las opiniones de los demás y creernos poseedores de la verdad absoluta. Por el contrario, si atentamente escucháramos las razones y las desvirtuáramos con argumentos inteligentes, seríamos más sabios y desarrollados.

Pues bien, sin ser experto en el tema y apelando solamente al sentido común, voy a proponer en positivo una serie de ideas sobre movilidad para el área metropolitana, a ver si logramos empezar a escuchar a los candidatos a las alcaldías hablar de programas o ideas locas, en mi concepto, como la de Sergio Prada de construir un metro, por lo menos tiene esa idea y los demás ¿qué?

Yo propongo que aplacemos las ciclorrutas, ya lo dije, ni el clima, ni la topografía, ni la infraestructura de nuestra ciudad favorecen ese proyecto y es muy posible que se vuelva un elefante blanco que termine desapareciendo en el corto plazo.

Creo que debemos acabar con Metrolínea, tal vez no con el modelo a medio desarrollar del sistema de transporte masivo, pero sí con buena parte de los presupuestos de este, deberíamos privatizarlo completamente, acabando el ente gestor quebrado y sin capacidad de actuar convertido en un centro burocrático y a través del cual los municipios del área tienen un gran riesgo de seguir perdiendo demandas de los concesionarios que tendremos que pagar todos los ciudadanos. Aprovechemos esos recursos para negociar una salida digna con los transportadores devolviéndoles el servicio bajo la regulación del área metropolitana como autoridad y coordinador, exigiéndoles inversiones en equipos, cubrimiento y horarios en las rutas. Volvamos a desarrollar empresas de pequeños propietarios prósperas en sana competencia.

Mantengamos las rutas transversales y la infraestructura construida, pero compartamos el carril exclusivo con vehículos con más de dos ocupantes, rutas de transporte escolar, vehículos de discapacitados etc,

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad