jueves 18 de julio de 2019 - 12:00 AM

Seamos diferentes II

El área metropolitana requiere de un programa de mantenimiento de la malla vial inaplazable, la construcción de vías nuevas externas, la conclusión de las dobles calzadas
Image
Columna de
Alvaro Ordoñez

Continuando con el ejercicio de proponer para invitar a la sana discusión, definitivamente es muy importante y debe ser clara posición de toda persona que aspire a un cargo de elección popular en el área metropolitana de Bucaramanga su opinión con respecto a la creación del distrito metropolitano, acto mediante el cual se unifica la administración pública de los cuatro municipios, en una Alcaldía metropolitana con un solo Concejo y la unión de múltiples instituciones administrativas como tránsito, alumbrado público, bomberos etc. Con una definitiva disminución de la burocracia, eficiencia de los recursos públicos y muy seguramente una adecuada planeación del crecimiento. Ese es un tema que requiere compromiso de todas las fuerzas vivas de la región, el apoyo de los senadores y representantes, la Gobernación y lógicamente las diferentes administraciones municipales.

Si aceptáramos la idea de devolver el sistema de transporte masivo a los transportadores privatizando y eliminando el ente gestor, se podría utilizar el frustrado terminal de “papi quiero piña”, como terminal de transportes secundario del área o del municipio de Floridablanca, evitando el actual uso indebido de la paralela como terminal de buses intermunicipales, parqueadero de taxis, mototaxistas y piratas, con las consecuencias del detrimento en la movilidad y la seguridad, ante la mirada indolente de todas las autoridades municipales, y con el dinero de la venta del activo pagamos el proceso que ya ganó el constructor. Los portales de Girón y el norte podrían venderse a los transportadores para ser terminales de sus empresas.

El área metropolitana requiere de un programa de mantenimiento de la malla vial inaplazable, la construcción de vías nuevas externas ya programadas, que liberen las actuales del tránsito pesado, la conclusión de las dobles calzadas en el norte y Chimitá, la prolongación de la Trasversal del Bosque hasta la vía de Ruitoque bajo, y muy seguramente muchas más que merecen el compromiso de los futuros gobernantes.

En el tema cultural, de recreación e inclusión ciudadana valdría la pena escuchar la propuesta de la Corporación Rhapsodia y su directora para convertir a Acualago en un centro de desarrollo cultural, turístico y revivir esa magnifica obra de esparcimiento.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad