jueves 03 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Turismo

Los candidatos a la gobernación deberían presentar un programa serio, audaz, grande de pensamiento...
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Alvaro Ordoñez

La industria sin chimeneas debería ser la gran apuesta del departamento de Santander. El turismo, cuando se tienen los espacios generados por la naturaleza como es nuestro caso, es la mejor oportunidad que tenemos, permite la generación de ingresos muy interesantes y empleo, es participativo e incluyente, invita a la cultura, el arte y el emprendimiento en diferentes sectores, además de generar ingresos por impuestos.

Ya algunos gobiernos departamentales han iniciado inversiones en temas turísticos, creería yo que de una manera desordenada y lamentablemente esas obras se han convertido en grandes focos de corrupción, como en muchos otros casos sin la diligencia en las investigaciones y por lo tanto sin responsables, pero en fin quedaron un par de obras que podrían ser la base o parte de un verdadero programa estratégico para el departamento.

Así mismo, hay algunos muy pobres intentos de desarrollo del tema en la Cámara de Comercio, si nos evaluaran, creo que como en muchos otros temas la Cámara no logra objetivos concretos, por lo tanto no aprueba la asignatura; Comfenalco viene apostándole seriamente al turismo, cuenta con un grupo de hoteles en el departamento, y creo que tiene pendiente un desarrollo en el espejo acuático de Topocoro.

Bucaramanga invirtió en su centro de convenciones y montó una entidad u oficina promotora con algún resultado positivo; Cenfer realiza un par de ferias que cada vez se vuelven más regionales, y si buscamos en internet no aparecemos ni por las curvas en las primeras cincuenta opciones de consulta de Google, es decir no existimos para el mundo.

Los candidatos a la gobernación deberían presentar un programa serio, audaz, grande de pensamiento, que incluya obras, promoción a nivel nacional e internacional, capacitación a múltiples sectores, bilingüismo, una empresa de economía mixta que administre los lugares turísticos y los vuelva rentables o por lo menos sostenibles, desarrollos culturales de talla internacional como por ejemplo el festival de cine de Barichara, integrando vías y espacios turísticos en Topocoro, Zapatoca, comunicándose con los pueblos guanes hasta San Gil, Socorro, el área del Cañón del Chicamocha y la Mesa de los Santos, liderando un equipo con los alcaldes beneficiados, los gremios y la academia.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad