miércoles 25 de octubre de 2023 - 12:00 AM

Andrés Espinosa Fenwarth

Galán, Fico, Eder y Char

El principio del fin del control regional del Pacto Histórico se encuentra a la vuelta de la esquina. En Bogotá, Carlos Fernando Galán del Nuevo Liberalismo se encuentra en tierra derecha hacia la Alcaldía Mayor en primera vuelta. El voto inteligente a favor de Galán debe superar el voto útil, el voto inútil y el voto en contra como principio filosófico en la cabeza del votante. Galán derrotaría no solo a Bolívar, sino al Pacto Histórico de Petro, que sufriría su primera derrota de la jornada electoral.

En Medellín, los ciudadanos y los empresarios están de plácemes con la derrota anticipada del llamado “efecto Quintero”, cuya renuncia anticipada pretendía impulsar la candidatura de Juan Carlos Upegui. No le funcionó la estrategia política de ‘pinturita’, quien ostenta el nivel de desfavorabilidad más elevado de los últimos 30 años, como consecuencia de su carácter pendenciero y la ausencia de resultados de su accidentada y auto defenestrada administración. Fico se perfila, entonces, como puntero absoluto en las encuestas, con lo cual le encajaría una derrota doble al Pacto Histórico y a Quintero.

En Cali, la unión contra la politiquería, la mala administración y el continuismo le han permitido a Alejandro Eder, del movimiento Revivamos, ponerse el frente en los sondeos, por encima de Roberto ‘el chontico’ Ortiz. Según el historiador y politólogo Guido Hurtado, ambos candidatos crecen en las encuestas; la diferencia estriba en que Eder sigue subiendo y el chontico finalmente encontró su techo. De refrendarse la victoria de Eder, como esperamos, le propinaría una nueva derrota electoral al Pacto Histórico.

En Barranquilla hacen las cosas bien. La imparable y portentosa favorabilidad de Alejandro Char no admite duda alguna sobre quien será al próximo alcalde de la ciudad, candidato que en esta ocasión, cuenta con el respaldo de un poderoso opositor del gobierno, Cambio Radical. El grupo Char ha demostrado que el desarrollo económico y la política pueden asociarse para el beneficio colectivo de una ciudad pujante, que apoya a los empresarios y el crecimiento económico y social de la puerta de oro de Colombia.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad