viernes 24 de mayo de 2019 - 3:00 PM

Una pregunta urgente.

Twitter , instagram , tumblr o snapchat, -facebook no, facebook es para viejos como tú, me dice sonriente mi hija- son algunas de las redes sociales más populares entre los jóvenes del mundo. Allí interactúan, presumen, flirtean, chismosean, se informan y se entretienen millones de muchachos de diversas nacionalidades entregados a su condición de hijos digitales del planeta. Las redes como ya sabemos se han convertido en un faro que orienta tendencias, promueve debates, nos conecta con amigos, contactos y/o conocidos, y nos subsume en un mundo de mentiras, odios, y apariencias, que constituyen en sí, una herramienta de altísimo voltaje social.

No todo es fiesta en las redes; de ello pueden dar fe, miles de jóvenes que a diario son matoneados por sus mismos grupos de amigos, compañeros o desconocidos. Hordas salvajes que han llegado al extremo de provocar suicidios o graves problemas mentales a sus víctimas. Es un tema complejo, que ha llevado a que artistas tan famosas como la cantante Selena Gómez, se pronuncien sobre ello con preocupación. Gómez, de 26 años ha sido enfática: “”Sé que es increíble usar estas plataformas pero me preocupa cuando veo lo expuestas que están estas chicas y chicos jóvenes. Creo que es peligroso”, afirmó a la vez que se lamentó por la existencia de las mismas en su generación. Toda una declaración, si tenemos en cuenta que es la tercera personalidad más seguida en el mundo de la red Instagram. En el mismo sentido se han pronunciado dos de las actrices más jóvenes y populares del momento: Las inglesas Maisie Williams y Sophie Turner quienes interpretaron a las hermanas Stark –Arya y Sansa, respectivamente-, en la ovacionada serie de HBO Game of Thrones-. Ambas confesaron haber sufrido de ansiedad y depresión al no saber cómo manejar la tensión generada alrededor del éxito de la serie, y señalan a las redes sociales y a sus hordas de muertos vivientes o “caminantes blancos” como las culpables de su crisis. Cuesta trabajo creer como una mujer de 23 años, hermosa y exitosa como Turner, asegura que las críticas y comentarios destructivos, la llevaron a medicarse e incluso a pensar en el suicidio como la mejor opción para desprenderse del sufrimiento que la aquejaba.

La pregunta es: Si estas mujeres que han logrado trascender en sus carreras y cuentan con un séquito de asesores, médicos y personal atento a solucionar sus problemas e inquietudes se vieron “a gatas” para solucionar sus problemas con las redes sociales, ¿qué decir de la cantidad de gente jóven, anónima y normal que a diario debe padecer agresiones similares de sus pares en las redes?

Andres Peralta Goelkel.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad