jueves 30 de junio de 2022 - 12:00 AM

El navío USS Wisconsin BB-9

La sociedad bumanguesa fue una de las más afectadas por la última guerra civil declarada que se libró en Colombia entre diciembre de 1899 y noviembre de 1902. El fin de esta guerra contó con la ayuda de un navío de la armada estadounidense, el Wisconsin BB-9, construido en San Francisco por la empresa Unión Iron Works y puesto al servicio, en febrero de 1901, bajo el mando del capitán George C. Reiter, incorporándose a la flota del contraalmirante Silas Casey, comandante del Pacific Squadron.

El 17 de septiembre de 1902 navegó desde San Francisco hasta la bahía de Panamá para proteger a los ciudadanos estadounidenses de los eventuales daños que pudieran ocasionarles la guerra civil en este departamento de Colombia. Fue entonces cuando, el 30 de septiembre siguiente, el contraalmirante Silas Cassey se involucró en el conflicto. Buscó a los dirigentes de los dos bandos beligerantes que luchaban en el Istmo para ofrecerse como mediador, consiguiendo “de manera galante” que sus voceros aceptaran su invitación a subir a bordo del acorazado.

Por la parte del gobierno conservador del presidente Marroquín subieron al buque Víctor M. Salazar, gobernador de Panamá, y el general Alfredo Vásquez Cobo. Por la rebelión liberal subieron Lucas Caballero y el coronel Eusebio A. Morales. Sus comitentes directos eran el ministro de Gobierno, Nicolás Perdomo, y el general Benjamín Herrera, director de la Guerra en el Cauca y Panamá. Después de varias jornadas de debate, mientras los marineros estadounidenses los atendían, se pusieron de acuerdo en las 14 cláusulas del Tratado de la paz del Wisconsin, terminado el 21 de noviembre de 1902. Fue un paso exitoso para la finalización de la Guerra de los Mil Días, completado por el Tratado de Chinácota que Ramón González Valencia firmó el siguiente 3 de diciembre con los delegados de Foción Soto, subdirector de la guerra en el campo del Partido Liberal.

El Wisconsin BB-9 fue transferido a la flota asiática y después a la Gran Flota Blanca, hasta que fue dado de baja en 1920 y vendido como chatarra para su desguace. Por su servicio, nosotros no lo olvidamos.

armando martínez G.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad