Publicidad

Armando Martínez
Miércoles 07 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Pesas y medidas nacionales

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

Colombia heredó un sistema de pesas y medidas caracterizado por la diversidad, resultado de la coexistencia de las medidas de Castilla con las “medidas de la tierra”. Como cada provincia contaba con sus medidas locales, el “buen orden” republicano y la “fe pública” exigieron que los contratos de compraventa de bienes se rigieran en adelante por unas medidas uniformes. Esa necesidad de nacionalización del mercado fue enfrentada por los constituyentes de la Villa del Rosario con la ley del 12 de octubre de 1821. Las primeras medidas republicanas simplemente dieron continuidad a las que regían el comercio durante el régimen monárquico: el cahiz, la fanega, el moyo, la libra, la arroba y el quintal para los pesos; el pie y la vara para medir; la fanegada, la estancia y la legua para las superficies territoriales.

La ley del 26 de mayo de 1836 avanzó en ese proceso de uniformización al declarar que la vara granadina sería la “unidad fundamental de las medidas nacionales”, y que su patrón sería la división del arco del meridiano comprendido entre el ecuador y el polo por 12.500.000 partes iguales. La unidad básica de peso sería la libra, la arroba de 25 libras y el quintal de cuatro arrobas. Pero la solución definitiva vino con el sistema métrico decimal francés, adoptado por la Legislatura de 1853: desde el 1° de enero de 1854 regiría para todos los actos oficiales. Pero los legisladores permitieron a los particulares usar en sus transacciones “los pesos y medidas que a bien tengan”, una claudicación que hizo posible un régimen dual. El metro, la diezmillonésima parte de la distancia que separa al Ecuador del polo, resolvía todos los problemas por la proporción armónica entre todas las medidas, según el sistema de las fracciones decimales. En resumen, la nacionalización de las pesas y las medidas solo fue fruto del tiempo, aunque algunas provincias del país conservaron la fanegada o la plaza como medidas de superficie, así como la libra en las medidas de peso y la botella para medir la leche y algunos líquidos. Es que este pueblo es muy voluntarioso.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad