miércoles 29 de mayo de 2019 - 12:00 AM

El honor de ser concejal

Jhon Marcell Pinzón de 49 sesiones ha dejado de asistir a 11 y en las que ha asistido... permaneció menos del 15% del tiempo, sin que renuncie a sus honorarios.

Colombia hizo una apuesta por la descentralización y la autonomía territorial, lo cual implica fortalecer la democracia local. Los Concejos municipales contribuyen con ese ejercicio, tienen potestad para impactar la administración en temas fiscales, de control político y de gobierno.

Representar los intereses de las comunidades locales conlleva una responsabilidad constitucional, política y social, que a los Concejales se les retribuye mediante el pago de honorarios por la asistencia a sesiones.

Los concejales están sometidos a un régimen de obligaciones cuyo incumplimiento puede acarrearles la pérdida de la investidura, como es el caso de la inasistencia en un mismo período de sesiones a cinco reuniones plenarias o de comisión en las que se voten proyectos de acuerdo, siempre y cuando no exista una justificación.

La pérdida de la investidura es analizada por el Tribunal Administrativo, la solicitud puede ser presentada por la mesa directiva del Concejo municipal o por cualquier ciudadano, pues el concejal responde ante todo ante la ciudadanía.

La democracia impone responsabilidades a los elegidos, quienes deben cumplir con sus obligaciones constitucionales y legales, y a los electores, quienes estamos llamados a ejercer control político. Bajo esta mirada el proyecto ‘Bucaramanga Concejo Cómo Vamos’ reúne a distintos aliados con el ánimo de hacer un ejercicio de control social.

Uno de los criterios de evaluación de desempeño es la asistencia de los concejales a las sesiones. Ante la inasistencia se pueden activar mecanismos de control, con el fin de prevenir situaciones como las del concejal Jhon Marcell Pinzón, quien en las tres mediciones de desempeño ha sido el que peor calificación ha tenido. En lo que va del presente año de 49 sesiones ha dejado de asistir a 11 y en las que ha asistido reporta una baja permanencia, en más de 20 sesiones permaneció menos del 15% del tiempo, sin que renuncie a sus honorarios.

Uno de los propósitos del proyecto ‘Concejo Cómo Vamos’ es hacer control con el fin de lograr el mejoramiento del funcionamiento de nuestro órgano de democracia local. Ser concejal es un honor, han recibido un voto de confianza que no debe ser defraudado.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad