jueves 23 de abril de 2020 - 12:00 AM

Una posible salida al confinamiento

invertir en el uso apropiado de algún artefacto que permita alejar los ojos, la nariz y la boca del contacto con el virus... Esta es una alternativa seria al confinamiento total y no es imposible.
Escuchar este artículo

En materia de salud, las medidas para enfrentar al Covid 19 se han direccionado a aumentar la capacidad de diagnosticar el avance del contagio y la oferta hospitalaria para hacer frente al incremento de los casos positivos, mientras que, en materia socioeconómica, se han encaminado a afrontar las consecuencias del confinamiento obligatorio.

Poca atención se ha prestado a un asunto muy básico: para evitar que el virus entre a nuestros pulmones debemos impedir el contacto con boca, nariz y ojos, porque estas son sus principales puertas de entrada. La mayoría de las personas creen que la recomendación de lavarse las manos, es para prevenir que el virus entre lentamente por los poros de las manos, no tienen claro que es porque cotidianamente y casi sin darnos cuenta realizamos una acción que ha adquirido unas connotaciones casi suicidas en este contexto y es el llevarnos las manos a la cara. Si comenzamos por redefinir el problema desde este aspecto tan elemental, en materia socioeconómica tendría un menor costo para el gobierno, las empresas, los individuos y toda la sociedad, invertir en el uso apropiado de algún artefacto que permita alejar los ojos, la nariz y la boca del contacto con el virus y más específicamente del contacto inconsciente con las manos sin lavar. Esta es una alternativa seria al confinamiento total y no es imposible. Recientemente el PNUD realizó una convocatoria llamada #RetoCascosdeVida, invitando a concursar en el diseño de material de protección para la ciudadanía. Además de esta iniciativa y de algunos videos aislados disponibles por internet, no hay mayores avances en este frente y no se vislumbra ninguna apuesta importante desde los gobiernos.

Por supuesto, lograr el diseño de este artefacto de protección por si solo sería insuficiente, debe acompañarse de por lo menos una oferta de lavamanos públicos y de rigurosas campañas educativas sobre el uso eficiente del agua, mantenimiento de las distancias entre personas y el uso apropiado del material de protección. Ninguna alternativa es perfecta y el virus seguirá ahí, la invitación es a explorar salidas creativas frente al dilema entre desastre económico o contagio masivo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad