sábado 12 de junio de 2021 - 12:00 AM

A propósito del propósito

Algunas personas han comenzado a entender, lenta y dolorosamente, que el empleo no se genera solo... Nos comenta en una reciente columna de El Tiempo Juan Manuel Acevedo.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Carlos Chaverra

¿Qué pasaría si un lunes antes de salir al trabajo tu hija de siete años te dijera con lágrimas en los ojos “papá no vayas a trabajar hoy quédate conmigo”? El grupo se quedó por un momento callado y ninguno se animó a responder de inmediato. El profesor nos había explicado sobre la importancia de tener un propósito de vida y que lo ideal sería que este se compaginara con el propósito de la empresa donde trabajáramos. Igualmente nos hizo ver que esto del propósito no era un tema fácil de digerir ya que el propósito involucra nuestra pasión, el momento y lugar donde podamos tener un impacto significativo, nuestra vocación, nuestra profesión que mide nuestra fortalezas y debilidades. El profe nos puso la pregunta aún más difícil cuando nos dijo que no respondiéramos acerca del significado del trabajo de manera genérica, sino que diéramos respuesta teniendo en mente el nombre concreto de nuestra organización.

“Recuerden” nos dijo “el propósito es fundamental. Para un individuo provee motivación y dirección para orientar las actividades de la vida hacia esfuerzos que redunden en gran fruto. Para una organización un propósito superior provee el contexto que transforma un grupo de seres humanos en un conjunto organizado, productivo, creativo y comprometido con una causa común que inspira a la acción.

“Según la más reciente encuesta revelada por Gallup, en los últimos 20 días de paro la imagen positiva del sector empresarial en Colombia subió del 48 al 62 por ciento. La noticia sería muy buena de no ser porque para llegar a esa cifra muchos tuvieron que quedar tendidos en el camino y otros más todavía no se reponen de lo que ha pasado en este cruento mes. Algunas personas han comenzado a entender, lenta y dolorosamente, que el empleo no se genera solo; que el Estado no produce puestos de trabajo de manera silvestre y que los impuestos que sostienen causas necesarias como la ‘renta básica’ o la ‘matricula cero’ dependen de que existan empresas que puedan pagarlos.” Nos comenta en una reciente columna de El Tiempo Juan Manuel Acevedo. Una buena inquietud que nos invita a reflexionar sobre nuestros propósitos y así estar preparados para dar sabias respuestas cuando nos pregunten sobre la razón de ser de nuestras vidas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad