sábado 15 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Bildung

Bildung es la forma como el individuo madura y asume una cada vez más creciente responsabilidad personal ante la familia, amigos, ciudadanos y la humanidad.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Carlos Chaverra

La palabra alemana que usan para describir este enfoque hacia la educación es ‘bildung’, que quiere decir la completa transformación de la persona en lo moral, emocional, intelectual y cívico. Se basa en la idea de que si las personas iban a ser capaces de contribuir al desarrollo de una sociedad industrial emergente necesitarían el entendimiento de una vida interior más compleja”. Por lo tanto, nos explica David Brooks en su reciente columna en el New York Times (This is how Scandinavia Got Great, The power of educating the whole person, Feb 14,2020), “la educación debe ser algo más que una transmisión de una serie de habilidades como leer, matemáticas, biología. Bildung está diseñada para cambiar la manera en que los estudiantes ven al mundo. Los ayuda a entender sistemas complejos y la relación entre las cosas- entre el ser individual y la sociedad, entre las relaciones que se dan en la comunidad, en la familia, en los pueblos”.

El escéptico que hay en nosotros rechaza que podamos aspirar a compararnos con países como Suecia, Dinamarca, Noruega y Finlandia que son los países donde el “bildung” se ha desarrollado y, según Brooks, la razón por la cual estos países presentan no solo los menores niveles de corrupción sino el más alto sentido de lo que implica la libertad individual y la responsabilidad como comunidad. Todo esto se ha traducido en mayores niveles de equidad y desarrollo económico. “Bildung es la forma como el individuo madura y asume una cada vez más creciente responsabilidad personal ante la familia, amigos, ciudadanos y la humanidad”.

“No hay un ilícito disciplinario en el uso del avión, porque hay un bien mayor que es la protección de la seguridad de la familia del jefe de Estado” nos dice el Procurador ante la tormenta desatada esta semana por el uso del avión presidencial para fines que algunos consideran por lo menos “indelicados”. Polémica que tendría otro tenor si todos tuviéramos claro que quiere decir el Procurador con “bien mayor”. Es aquí donde no nos caería mal algo de “bildung” que, pensándolo bien, es algo que podemos empezar a construir, reexaminando nuestros propósitos como personas, empresas y país con una óptica que vaya más allá de la ganancia individual y los “triunfos” de corto plazo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad