sábado 15 de mayo de 2010 - 10:00 AM

Coaliciones

'Quiero ayudar a construir una sociedad más responsable aquí en Gran Bretaña. Una sociedad en donde no solo se pregunte cuáles son mis derechos sino cuáles son mis responsabilidades. Una sociedad en donde no solo se pregunte qué es lo que justamente se me debe, pero más bien qué puedo dar…por encima de todo el gobierno debe construirse sobre unos valores transparentes: de libertad, de equidad y de responsabilidad…y quiero un sistema político en el que la gente pueda confiar y que pueda mirar con la cara en alto.'

Con estas palabras, el líder del partido conservador David Cameron daba su primer discurso como el nuevo primer ministro. Advertía igualmente sobre las difíciles decisiones que deberá enfrentar su país sumido en profundas dificultades económicas y con la necesidad de atender grandes recortes fiscales. Finalizaba así una semana de intensa incertidumbre, toda vez que el partido conservador no había alcanzado los escaños necesarios para constituir un gobierno de mayoría. Incluso se alcanzó a pensar en lo imposible: que el partido perdedor pudiera hacer a último minuto acuerdos con el tercer partido en votos (el liberal) y junto con otros partidos de minoría construir una coalición que permitiera gobernar. Sin embargo, prevaleció la lógica: el gobierno debería hacerse con los dos partidos que habían ganado la mayor representación parlamentaria o en caso de no llegar a un acuerdo, llamar de nuevo a elecciones. Y así fue, el líder del partido liberal es hoy el segundo abordo y se alcanzaron acuerdos programáticos entre dos partidos disimiles. En Colombia se ha discutido en varias oportunidades esto de reformar el sistema para que se asimile a un sistema parlamentario como el inglés en donde el gobierno de turno tenga una adecuada representación parlamentaria y exista igualmente una clara oposición. Aunque hemos dado pasos en esto de los partidos, nos hemos dejado ganar por el transfuguismo y el apetito burocrático. En nuestro actual sistema difícil será para cualquier candidato (aún el de las mayorías) tener una bancada sólida en el Congreso. Por eso las palabras de Cameron de motivarnos más hacia nuestras responsabilidades que hacia nuestros derechos resuenan con más intensidad en nuestro país. ¿Llegará el día en que podamos' tener un sistema político en el que la gente pueda confiar y que pueda mirar con la cara en alto?'. Mucho está en juego si no lo logramos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad