sábado 28 de agosto de 2021 - 12:00 AM

Construyendo futuro

Sin duda la salud de la sociedad y la salud de sus organizaciones deben alimentarse mutuamente hacia la creación de bienestar. Así que animemos a construir nuevos futuros.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Carlos Chaverra

Las empresas tienen el potencial de beneficiar a muchos grupos tales como los clientes, con nuevos productos y servicios, a los empleados con trabajo y salario dignos, a las comunidades como motores de crecimiento y a los inversionistas a través de alternativas que proveen retornos razonables. Las empresas también tienen el potencial de perjudicar a los mismos actores con productos defectuosos, contabilidades engañosas, daños al medio ambiente e incrementos a la inequidad social. El balance de beneficios y daños logrados por las empresas dependen de las escogencias y decisiones que los líderes de las organizaciones toman.

“Las compañías deben guiarse por cinco ideas: su propósito y sus ganancias; accionistas y grupos de interés; asuntos sociales; temas económicos; y debe haber una idea robusta sobre cómo son los seres humanos, que son más que animales económicos. Tenemos que ser la generación que vuelva mejores los negocios, las empresas tienen que ser rentables y responsables, todo tiene que ir junto. Y el trabajo, más que tener una opinión sobre estos aspectos, es tener modelos de negocio que funcionen bajo esos preceptos.” Nos afirma R. Edward Freeman, filósofo y profesor de administración de la Universidad de Virginia en una reciente entrevista del Diario La República de Bogotá. ¿Cómo la aplicación de estos preceptos puede ayudar a resolver asuntos como la desigualdad o el desempleo? Pregunta el periodista. “Si partes de la idea de que las empresas están inmersas en la sociedad, entonces tiene sentido que hagan su parte. La desigualdad es muy alta, no solo en Colombia, y es porque entendemos los negocios exclusivamente en función del dinero. Para solucionarlo debemos crear trabajos, buenos trabajos, tenemos que crear empresas, entrenar a las personas desde sus primeros años sobre qué son los negocios y qué pueden llegar a ser, y cómo crear empresa, necesitamos volvernos países de emprendedores. Y no hemos hecho lo suficiente al respecto: las empresas no han hecho lo suficiente, sin duda los gobiernos tampoco.” Sin duda un campo amplio para trabajar y una gran responsabilidad de todos los que participamos en el quehacer de las organizaciones. Sin duda la salud de la sociedad y la salud de sus organizaciones deben alimentarse mutuamente hacia la creación de bienestar. Así que animemos a construir nuevos futuros.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad