sábado 02 de julio de 2022 - 12:00 AM

Dias de escucha

Image
Columna de
Carlos Chaverra

“Todos ustedes deben ser rápidos para escuchar, lentos para hablar y lentos para enojarse.” Nos aconseja Santiago en su relato bíblico. Pienso que lo que debería ser una práctica habitual “escuchar más y hablar menos” debería redoblarse especialmente por estos días. Los eventos de estas semanas nos deberían invitar a un alto en el camino y afilar el oído y la reflexión. Como no detenerse a escuchar con detenimiento la audiencia del secretariado de las FARC en la JEP en donde por fin llama al secuestro por su nombre (lo que antes llamaban retención) y se declaran culpables de un delito de lesa humanidad (lo que antes simplemente era para ellos un acto de guerra). Aquí escuchar los relatos de los secuestrados nos debe mover las fibras de la solidaridad y la justicia y poner de luto a nuestro corazón.

La Comisión de la Verdad hizo entrega de su informe. Comprometernos a leerlo es prepararnos para oír las voces de los vejámenes de humanos que despojan a otros seres humanos de toda dignidad. Si escuchamos atentamente nos asustara ver lo que somos capaces de hacer; lo que ninguna causa o propósito justificaría. Allí está escrito, si leemos posponiendo el juicio o los sesgos seguramente nos quedaremos sin palabras porque el horror de lo sucedido nos dejara sin habla. “Recordar para no repetir” debería ser nuestro lema, lo que obliga a ese duro ejercicio de la autorreflexión, cosa dura porque no nos gusta mucho lo que a veces el espejo nos muestra.

Llegamos también exhaustos al fin de una contienda electoral carente de espacios de reflexión. La palabra “oposición responsable” aparece en escena y aún estamos escépticos de lo que puede significar esto del “acuerdo nacional”. Aun no creemos que enemigos acérrimos se puedan sentar a la mesa y que promesas de campaña “incendiarias” en su momento se puedan apagar con la dura realidad de gobernar, de traducir promesas en realidades en un mundo convulso en donde sabemos que esfuerzos solitarios son imposibles que es necesario construir consensos, en donde no escucharnos nos llevara nuevamente a un espiral de destrucción y desolación. Así que prometo hacerle caso a las palabras de Santiago, quizás así podré contribuir a ser parte de la solución y no del problema.

cchaverra@unab.edu.co

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad