sábado 10 de enero de 2009 - 10:00 AM

Diez años no es nada

Recuerdo que si bien era día laboral no había muchas ganas de trabajar. El ambiente era más bien festivo y de celebración lo que reflejaba la positiva expectativa que a todos nos acompañaba. Era también, según lo que podíamos ver a través de las imágenes transmitidas por la televisión, el ambiente que se respiraba en San Vicente del Caguán, la zona de distensión creada por el gobierno Pastrana.

Personalidades, banderas colombianas y un escenario en donde se destacaba las dos sillas que acomodarían al presidente Pastrana y a Manuel Marulanda para dar inicio a unas conversaciones sobre las cuales se tenía la esperanza de avanzar hacia la paz con el grupo insurgente de las Farc. De aquello diez años ya han pasado.

Con el corazón en la mano vimos cómo nuestro presidente no tuvo compañero de silla aquel día. No entendimos muy bien los 'problemas de seguridad' que en aquel momento alegó la contraparte en un sitio en donde los fusiles eran llevados por ellos y en que tanta exigencia se había impuesto para que la zona estuviera libre de este tipo de contingencias. Era tanto el anhelo que se guardaba que se dejo 'pasar el detalle' y se dio inicio a una serie interminable de reuniones que condujeron finalmente a lo que todos conocemos: un sueño roto que no pudimos alcanzar.

'Diez años no es nada' dice el adagio popular pero en este caso diez años han sido muchos. Los colombianos cambiamos el mandato que habíamos dado a Pastrana y se apostó por el concepto de seguridad democrática propuesto por un candidato que en su momento figuraba con menos del 5% en la intención de voto: Álvaro Uribe Vélez. En diez años los colombianos dimos en nuevo aval y se aprobó la reelección. Hoy, hasta los más críticos del gobierno sostienen que la seguridad democrática tuvo resultados y sin duda en la contienda electoral que se avecina será enarbolada con mayor o menor énfasis por los candidatos.

Las condiciones han cambiado para que tengamos de nuevo la oportunidad de revivir los sucesos de hace diez años y no nos quedemos de nuevo con la silla vacía? Por los recientes acontecimientos no pareciera. Ojalá no perdamos la perspectiva de lo que nuestro país sería capaz de lograr si pudiéramos canalizar nuestros recursos, tesón y creatividad hacia propósitos nobles.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad