sábado 01 de agosto de 2020 - 12:00 AM

En tierra de gigantes

Quien iba a pensar que estos gigantes no hace mucho tiempo eran pequeños emprendimientos que surgían como respuesta a las nuevas tendencias tecnológicas del momento.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Carlos Chaverra

Cuatro de las personas más poderosas del mundo, al frente de compañías que suman un valor combinado de cinco billones de dólares, han destacado los beneficios que aportan al país y han defendido que su necesidad de crecer constantemente se debe precisamente a la competencia a la que se enfrentan. Al otro lado, congresistas de uno y otro signo han arremetido con dureza contra ellos: los demócratas acusándoles de prácticas monopolísticas; los republicanos, de sesgo contra los conservadores”. El diario El País de España nos recrea este escenario en donde los presidentes de las gigantes Apple, Facebook, Amazon y Google tuvieron que someterse esta semana al escrutinio del congreso americano. “Su dominio del mercado, acusan los congresistas, frena la innovación y reduce la competencia. El objetivo del comité es determinar si el tremendo crecimiento de las cuatro compañías las ha colocado en posiciones ilegales de monopolio, suprimiendo la competencia en campos como las búsquedas en Internet (Google), la venta online (Amazon), la comercialización de aplicaciones para móviles (Apple) o la distribución de información (Facebook)”.

Quien iba a pensar que estos gigantes no hace mucho tiempo eran pequeños emprendimientos que surgían como respuesta a las nuevas tendencias tecnológicas del momento. ¿Cómo se puede acusar de monopolistas y abusadores del consumidor a los que antes se consideraban los adalides de la innovación y la libre competencia? “Las compañías no son malas solo por ser grandes”, ha dicho Zuckerberg, que recordó que Facebook logró su éxito “a la manera americana, empezando sin nada”. La misma idea ha querido destacar también Bezos el fundador de Amazon. “Me encantan los emprendedores de garaje, yo fui uno de ellos”, ha explicado. “Pero, igual que el mundo necesita compañías pequeñas, necesita también grandes”.

Una reciente encuesta de Just Capital/Harris Poll Report concluye que los americanos en su gran mayoría creen que la pandemia ha hecho aterrizar a la sociedad en un crítico cruce de caminos; 9 de cada 10 observan que esta es una oportunidad para que las compañías aprieten el botón de “reset” y se enfoquen en una consciente acción de buscar el bien para sus trabajadores, clientes, comunidades y el medio ambiente. ¿Una utopía? Más bien un requisito para competir sosteniblemente en un mundo cambiante.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad