sábado 30 de julio de 2022 - 12:00 AM

Fondo y forma

Image
Columna de
Carlos Chaverra

“Como evaluaría con el tiempo, los instintos de Trump no siempre estaban equivocados sobre la política o el estado final que quería lograr. Sin embargo, las probabilidades de éxito se echaron a perder o el objetivo se vio empañado por el proceso que a menudo siguió (poco o nada); la estrategia que solía seguir (estrecha e incompleta); el consenso que normalmente construyó detrás de él (mínimo e insuficiente); y la forma en que generalmente lo comunicaba (tosca y divisivamente). En resumen, los fines que a menudo buscaba rara vez sobrevivieron a las formas y medios que normalmente perseguía para lograr.” Estos comentarios que el exsecretario de defensa de la pasada administración de Trump (Mark Esper T, A Sacred Oath Harper Collins 2022) retratan en parte las dificultades que vivió con su errático jefe. También tiene un enfoque de estrategia y objetivos una especialidad de los ministerios de defensa en donde la fijación de metas y la ejecución forman parte integral de la acción y gestión organizacional.

Nos resalta Esper que, sin el proceso, la estrategia, la construcción de consensos y la forma de comunicación es difícil lograr el éxito aun si el objetivo perseguido es correcto y deseable. El fondo, la forma y los medios van de la mano. Pensé en esta reflexión del exsecretario de defensa al ver las reacciones que se han tenido con la clasificación de nuestra selección femenina al próximo mundial y Olímpicos de Paris gracias a su exitosa Copa América que podría sellar con broche de oro si logra ganar en la final de este fin de semana contra el poderoso Brasil. Estamos en la curioso paradoja que tenemos clasificación, pero estamos en ascuas de saber si habrá campeonato femenino en Colombia para el próximo semestre. Parece ser que la selección si ha podido cumplir las premisas de Esper mientras que los dirigentes del campeonato interno andan enredados sin saber en que parte de la cadena se han quedado cortos.

Entramos también en un nuevo periodo presidencial, con promesas de cambio y el planteamiento de objetivos en distintos campos de la economía y la sociedad. Ojalá logremos mantener la “formula Esper”. Conservemos tanto el fondo como la forma, y no nos dejemos secuestrar por odios y polarizaciones.

cchaverra@unab.edu.co

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad