sábado 25 de julio de 2009 - 10:00 AM

¿Todo es relativo?

Ahora que nos acercamos al fragor del año electoral, empezarán a salir encuestas que marcarán el favor de los electores en torno a uno u otro candidato e igualmente oiremos interpretaciones de los favorecidos que aceptarán con 'humildad' el respaldo de los electores mientras los que van a la saga dirán que nunca han creído en las encuestas. Escuché a un estadístico decir que las encuestas bien hechas reflejan con alguna certeza lo que se quiere preguntar y que de acuerdo con los niveles de confianza, tienen un nivel de certeza significativo.

Así entonces tenemos que con estos comentarios contradictorios, el campo de la matemática y la estadística propia de la elaboración de una encuesta técnica, caen víctimas de un mal que nos aqueja: estamos imposibilitados de hablar de una verdad absoluta. Esta se vuelve relativa según los ojos o los intereses con que se mire. En la economía tuvimos hace poco diferentes interpretaciones acerca de si habíamos caído o no en recesión y el concepto era manejado con 'distintas verdades', según la interpretación la diera el gobierno o la oposición. Ni siquiera podemos fiarnos de lo que vemos y oímos porque todo puede ser objeto de un 'montaje' o 'complot de fuerzas desestabilizadoras', como vimos esta semana con el célebre video del Mono Jojoy y las declaraciones del gobierno ecuatoriano.

Aún hoy después de 40 años aseveran que lo que vimos no era el hombre llegando a la luna sino las imágenes grabadas en un estudio de TV. Estoy seguro de que hubo un gran esfuerzo de técnicos de todas las especialidades para fijar unas reglas de juego claras para la aplicación de las pautas que regirían el comercio entre los países de la comunidad andina. Hoy esa verdad está en 'entredicho' porque la CAN ha comunicado al Gobierno de Ecuador que no es aplicable la salvaguardia cambiaria que le aplicaron a 1,400 productos procedentes de Colombia.

Según los países del Alba, hace poco la OEA era una institución que no tenía verdad distinta a salvaguardar los intereses del 'imperio' pero hoy es el mecanismo al que se acude para mantener la verdadera democracia en Honduras.
¿Qué hacer con este relativismo? ¿Habrá una moral y justicia absoluta por la que nos podamos guiar? Quizás la verdad de los hombres se nos queda corta y habrá que pedirle al de arriba que nos dé una manito. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad