sábado 16 de octubre de 2021 - 12:00 AM

La sabiduría del fracaso

Muchas personas no alcanzan su potencial porque le tienen temor al fracaso. Al evitar el fracaso se privan de un gran maestro
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Carlos Chaverra

Mi buen amigo me miro con gesto de asombro y dijo: “No sé por qué estas leyendo un libro sobre el fracaso”. Por su tono percibí que consideraba una perdida de tiempo que me dedicara a algo que no contribuía mayormente a mis objetivos gerenciales. Me trajo a colación el dicho de nuestro técnico Maturana, quien alguna vez afirmo que “perder es ganar un poquito” o algo similar, afirmación que pasó a la historia más como una frase de disculpa de perdedor que de sabiduría popular. Le mostré de nuevo la portada del libro, “La sabiduría del fracaso”, y le dije que no estaba aprendiendo como fracasar sino del fracaso de otros. Nunca antes aprender acerca del fracaso se ha hecho tan importante- para la innovación, para le estrategia bajo incertidumbre y para el desarrollo del liderazgo. “Los líderes se convierten en grandes dirigentes solo cuando han pasado por la adversidad, aprendemos a crecer de nuestros fracasos”, quise decirle a mi escéptico amigo.

No me dio tiempo de mostrarle un párrafo que tenía subrayado y que dice, “Irónicamente en muchas organizaciones la actitud ante el fracaso prácticamente garantiza no solamente que las personas no aprenderán lecciones valiosas, pero además sufrirán el oprobio y la condena de otros. Las organizaciones que aprueban el “fracaso inteligente” son más innovadoras, adaptables, resilientes y rentables”. Pensándolo bien creo que no le mostré el párrafo porque temí que lo fuera a tomar como disculpa de mi desempeño, lo cual iba en contravía del principal consejo del libro que era precisamente evitar una cultura de condenación que poco o nada contribuye al aprendizaje y a la toma de decisiones bajo incertidumbre que conlleva todo proyecto.

Recordé esta historia leyendo el reciente libro del fundador de Dell Computers, Michael Dell (Play Nice But Win, A CEO´s Journey From Founder to Leader, Penguin 2021). “El éxito no es una línea recta hacia arriba. Fracaso, aprendizaje, tratar de nuevo con la esperanza de acertar. Realmente el grado de éxito depende de que tan bien enfrentas el fracaso- que tanto aprendes de él. Muchas personas no alcanzan su potencial porque le tienen temor al fracaso. Al evitar el fracaso se privan de un gran maestro”. De pronto nuestro profe Maturana es más sabio de lo que pensamos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad