sábado 22 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Legados

'Un pocotón de oportunistas', me contestó de manera vehemente mi interlocutor. 'Somos en realidad un país sin memoria e incapaz de cambio'. Luego no dejó títere con cabeza  al describir nuestras costumbres políticas y hasta lanzó la gris premonición, que incluso los hijos de Galán no escaparían de lo que se había convertido la política del país. 'Se juega con las necesidades ideológicas de la gente', finalizó diciendo mi contertulio.

Había decidido acudir a la sabiduría popular y averiguar qué pensaba el ciudadano común sobre los 20 años de la muerte de Galán. Escogí un taxista bogotano y le pregunté qué legado nos dejó  su lamentado  fallecimiento. El taxista resultó ser un sociólogo graduado (paradojas de la vida, algo que sí promulgó Galán en su mensaje fue la necesidad  de equidad y oportunidades, lo que para mi compañero de travesía  el ejercicio de su profesión era un sueño frustrado), que me explicó como el mensaje del nuevo liberalismo y la figura de Galán había sido aprovechada por muchos  para avanzar en su propia agenda política.

El trancón bogotano jugaba  a nuestro favor.  Como buen sociólogo me cambió los papeles y  preguntó por mi opinión.  Contesté que creía que con su muerte se había logrado ganar la batalla  a favor de la  extradición .Le dije que  había a oído a Juan Lozano decir  que la séptima papeleta había surgido también como reacción al magnicidio.

Me parecía que los tres hijos de Galán eran una buena semilla sobre quienes caía la responsabilidad de estar a la altura del legado de su padre y que traerían buenos frutos en el campo de lo público en donde ya se desempeñaban. No coincidimos en si la elección de Gaviria- heredero de las banderas- había sido o no un hecho a favor. Finalmente, le dije que a pesar de  20 años transcurridos  no queremos impunidad y con la declaratoria de lesa humanidad no prescribirá el delito. Si logramos que éste sea un compartimiento ciudadano ante todo acto de injusticia tendremos un gran legado.

Al despedirse me dijo en tono reflexivo:' lo que nos dejó su muerte fue la oportunidad de que hoy tengamos nosotros esta conversación, que veamos la enormidad del flagelo del narcotráfico, lo rechacemos y que nos hagamos responsables ante las próximas generaciones de un mejor país con lo que podamos aportar.' Tiene razón. Galán vive.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad