sábado 18 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Los cuatro villanos

Amplíe sus opciones, pruebe sus opciones con preguntas difíciles, tome distancia antes de decidir...
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Carlos Chaverra

En un proceso normal de toma decisiones se siguen cuatro pasos: enfrentamos una decisión, analizamos las opciones, escogemos la alternativa y pasamos página. El premio Nobel de Economía Daniel Kahneman nos advierte que nuestro proceso de toma de decisiones no es tan racional como la asumen muchos. “El estado normal de nuestra mente es que tenemos sentimientos y opiniones intuitivas sobre casi cualquier cosa que se nos aparezca. Nos gusta o disgusta una persona antes de conocerla; confías o desconfías de personas extrañas sin saber por qué y sentimos que un proyecto tendrá éxito sin haberlo analizado”. Kahneman afirma que somos rápidos para llegar a conclusiones, porque le damos mucho peso a la información que tenemos frente a nosotros y nos olvidamos de aquella que existe más allá de nuestro ámbito inmediato.

Es como si estuviéramos en un teatro y nos concentráramos solo en la luz que enfoca a su protagonista.

Caemos entonces en manos de cuatro villanos cuando de tomar decisiones se trata. Nos dicen los hermanos Chip y Dan Heath investigadores de las universidades Stanford y Duke, siguiendo la línea de opinión de Kahneman. “Enfrentamos una decisión, pero la enmarcamos muy estrechamente luego perdemos opciones. Analizo varias opciones, pero el sesgo de confirmación me conlleva a buscar solo aquella información que permita confirmar las opciones predeterminadas. Tomo la decisión, pero la emoción de corto plazo me tienta a escoger la opción equivocada. Y finalmente seguimos hacia otro asunto, pero quedo con exceso de confianza sobre asuntos similares hacia futuro.

Amplíe sus opciones, pruebe sus opciones con preguntas difíciles, tome distancia antes de decidir y prepárese para estar equivocado, son las alternativas que nos aconsejan los hermanos Heath para enfrentar a estos villanos.

Traté de poner en práctica estos consejos ante el derrumbe que se nos vino esta semana con la decisión de la JEP en el caso Santrich. ¿Fueron secuestrados los magistrados de la JEP por alguno de los cuatro villanos? Todos los villanos juntos más algunos villanos más que se camuflan en la oscuridad, dirán algunos. Estos villanos no existen cuando se trata de aplicar la ley y proteger la paz, podría ser otro argumento. Mientras tanto nuestra frágil democracia resistiendo fuego cruzado de lado y lado.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad