sábado 25 de abril de 2020 - 12:00 AM

Modo hackatón

Escuchar este artículo
Image
Columna de
Carlos Chaverra

El único costo son unas horas de tu tiempo y muchas ideas” dice la invitación. ¿Qué pasaría si unimos diferentes talentos del sector creativo y cultural en Latinoamérica para crear nuevas formas de ser, pensar y trabajar en medio de la crisis actual y así buscar ser sostenibles en un futuro incierto? Me llama la atención el termino hackaton. Google Search me dice que “la hackatón, desde el punto de vista organizativo, supone una dinámica horizontal e intensiva en donde los participantes complementan experiencias y habilidades individuales con el propósito de desarrollar soluciones concretas. Un hackatón (palabra compuesta por hack y marathon) es un evento orientado a personas que quieren desafiar el status quo (mejor dicho, hackers) para que en un corto espacio de tiempo (de ahí lo de marathon) sean capaces de desarrollar un proyecto de manera colaborativa y “encerrados” en un mismo sitio.” “Se cree que el término fue creado en 1999 de forma independiente por los desarrolladores del OpenBSD y el equipo de Sun Microsystems. Las hackaton promueve el trabajo colaborativo entre pares orientado a la resolución de problemas, hace foco sobre el proceso de trabajo como instancia de aprendizaje y favorece la motivación intrínseca de los participantes.” Para los organizadores lo importante es crear una instancia de reflexión, conocimiento, cambio de mirada y esperanza sobre el problema actual que vive el sector.

Sin duda motivación y esperanza es lo que necesitamos ahora, en particular en esta fase en donde entramos paulatinamente a activar nuestra economía. Motivan los resultados esperados: iniciativas, proyectos, ideas, piezas, artefactos etc. “No se seleccionarán ganadores ya que el objetivo de esto es ayudarnos entre todos en un momento de crisis. No es una competencia ni un concurso. El material resultante quedará disponible para todos en la plataforma de innovación abierta de Socialab”. Iniciativas como estas igualmente nos dan esperanzas que nos animan a pasar de las estadísticas de enfermos y afectados a las de ideas y soluciones. Nos pone a reflexionar sobre la importancia de lo colectivo, que nuestro futuro depende de no dejarnos secuestrar del ego y la mezquindad. Ahora es el momento de entrar con más energía en este “modo hackatón”. Dicen que el oro se pule con el fuego, nos llegó la hora de probarlo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad