sábado 13 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

Pensar lo impensable

Todo se inició cumpliendo una frase citada por el fallecido político Alfonso Palacio Rudas acerca del papel de la inteligencia en los conflictos: 'Pensar lo impensable'.

Con esto en mente se planeó y ejecutó la Operación Jaque, de acuerdo al prólogo del libro escrito por Juan Carlos Torres. De manera ingeniosa se interceptaron las comunicaciones de las Farc y se logró lo impensable: rescatar sin un solo disparo a quince personas y dar un vuelco sin par a la concepción de operaciones de rescate en los conflictos armados.

El libro de Torres describe en detalle cómo se logró suplantar las voces de las personas encargadas de la red de comunicación, logrando convencer a César que su interlocutor era el Mono Jojoy. Se planearon cada una de las fases y hasta clases de actuación fueron necesarias para dar credibilidad a la misión humanitaria. Sin duda, toda una proeza de ingenio y audacia.

Ingrid Betancourt es quizás la figura más visible que obtuvo en este operativo su merecida libertad. Ahora termina un periplo por América Latina en donde llevó la causa de los secuestrados ante las principales cabezas de estado del continente. Quisiera pensar lo impensable y creer que a través de Ingrid y su testimonio, la guerrilla pueda ver la causa perdida del secuestro como arma política. También, por qué no creer en lo impensable, que los otrora interlocutores humanitarios representados en los países vecinos pudieran ser precisamente eso y, junto con otros amigos latinoamericanos, abogaran por una solución sin contrapartida política.

¿Será que nuestros políticos pueden darle credibilidad a las marchas y al increíble sin sentido de la violencia y legislar teniendo ésta y otras necesidades de sus electores como prioridades, sin pensar en estarse posicionando para las elecciones del 2010?
Quizás las posiciones francas de Ingrid no sean de agrado de la guerrilla, pero igual puede ser un gran activo a la hora de pensar lo impensable y romper los moldes en donde siempre las partes tratan de tener un interlocutor a favor.

Ingrid afirma no tener pretensiones presidenciales. Quizás podamos creerle y volverla una embajadora eficaz que aglutine credibilidad de las partes. En fin, audacia, ingenio y salirse de los moldes permitió concebir la Operación Jaque. La tan anhelada paz y nuestro futuro como país bien pueden admitir pensar lo impensable. Ojalá nos demos la oportunidad.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad