sábado 25 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Polvo de ladrillo

La cancha en que nos ha tocado jugar a colombianos es en polvo de ladrillo. Ojalá que tengamos la sabiduría de entender que estamos en una maratón.
Image
Columna de
Carlos Chaverra

De los 67 torneos del Tour ATP para este 2019, 38 de ellos, incluyendo los abiertos de Australia y Estados Unidos, se juegan en canchas de piso duro; 21 de ellos, en particular Roland Garros en París, se juegan en polvo de ladrillo. La joya de la corona, Wimbledon, se juega en grama donde el Tour apenas tiene ocho torneos en su calendario

La próxima semana empieza Roland Garros y tendrá como algo especial el regreso de Roger Federer, ranqueado número tres del mundo, quien no jugaba dicho torneo desde el 2015. Como si fuera poco tiene 37 años, edad considerada para muchos como extraordinaria para estar compitiendo aun a ese nivel.

Las tres superficies en donde se desarrollan estos torneos requieren diferentes habilidades físicas técnicas y tácticas, pero el polvo de ladrillo exige mayor estabilidad mental y emocional. Los puntos son más largos, lo que requiere gran condicionamiento físico y perseverancia para sostener el juego en partidos que pueden durar más de cinco horas. Se debe tener en el polvo de ladrillo una mentalidad de maratón con una gran dosis de paciencia y fortaleza mental. Este es uno de los grandes atributos que se destaca de Rafael Nadal, el tenista español, rey de Roland Garros, con once títulos en su palmarés.

“La calificadora Fitch Ratings rebajó ayer la perspectiva sobre Colombia, de estable a negativo, señalando el debilitamiento de la credibilidad de la política fiscal y el aumento del riesgo a los desequilibrios externos”. Sin embargo, el diario ‘El Tiempo’ destaca igualmente que la calificadora Moody nos ve de otra forma y nos mejoró la calificación, ya que considera que “los riesgos se redujeron ante el panorama de una mejor fortaleza fiscal, mientras consideró que la recuperación de la actividad económica y los esfuerzos de consolidación fiscal probablemente estabilizarán la carga de la deuda del Gobierno”.

Me pongo a pensar que ante este panorama tan complejo, definitivamente la cancha en que nos ha tocado jugar a colombianos es en polvo de ladrillo. Ojalá que tengamos la sabiduría de entender que estamos en una maratón y necesitamos del tesón de Nadal y la perseverancia de Federer para que ganemos torneos de Gran Slam y no pequeñas victorias sin efectos duraderos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad