sábado 20 de junio de 2009 - 10:00 AM

Real Negocio

Por España en esta época se respira, como en todo país del mundo, aire de crisis. El paro, como le dicen al desempleo, ha ascendido en forma notable y las empresas empiezan a cerrar. Una medida de esta situación es el movimiento de bienes y servicios en puertos como los de Tarragona y Barcelona cuya carga ha bajado entre 30 y 40% comparado con el año pasado.

La crisis ha permeado toda la economía y en las recientes elecciones al parlamento europeo el ciudadano español reflejó con su voto su malestar con el partido de Rodríguez Zapatero otorgando a la oposición, el Partido Popular, la victoria en estos comicios. Sorprende entonces, encontrar por los titulares de prensa en estos días noticias que al leerlas contradicen este oscuro panorama de recesión en la economía española. El Real Madrid ha anunciado con bombos y platillos la contratación de dos de los mejores jugadores del mundo: el brasileño Kaká y el lusitano Cristiano Ronaldo por la friolera de cerca de 165 millones de Euros. Por este último jugador el Real estableció un nuevo record mundial en el pago de transferencias de jugadores.

El debate en España por estos días era si la Caja Madrid, que prestó el dinero para la adquisición, había tomado una decisión crediticia sabia.


Esta no es la primera vez que el equipo merengue se roba los titulares. Hace ya unos años emprendió una estrategia similar al adquirir por sumas récord a Zidane, Beckam y Cía. que llegaron a ser conocidos como los galácticos y se convirtieron no solo en los primeros de Europa sino en el equipo de mayores ingresos del mundo.

Escuelas de negocios como la de Harvard ya han escrito casos empresariales de este equipo explicando la racionalidad económica detrás de estas millonarias contrataciones: en la medida que llene mi equipo de estrellas vendrán más ventas por concepto de boletas, marketing, derechos de televisión que junto con un buen entrenador que ponga a trabajar de manera armoniosa tanto talento llevará a frutos no solo económicos sino deportivos.

Habrá que ver si en épocas de vacas flacas esta estrategia funciona. Lo cierto es que los amantes del futbol tendrán un buen festín, mientras que los afectados por la recesión y la crisis seguirán sorprendiéndose de una de las contradicciones que ofrece esa querida tierra: opulencia versus necesidad.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad