sábado 08 de enero de 2022 - 12:00 AM

Seamos novios

Los novios se ven en ojos de otros, se les facilita el dar y servir. Sus apegos no son esclavizados por la angustia y los temores, está el aquí y el ahora, el futuro está todo por conquistar.
Image
Columna de
Carlos Chaverra

Les presentaré un caso científico para que puedas usar perspectivas de la ciencia de la motivación para guiar tus deseos en vez de estar sujetos a ellos. Debes establecer unos objetivos, estos no deben ser vistos como una tarea sino como una aspiración. Además, debes tener herramientas de seguimiento que te motiven para llegar a tu meta. Busca siempre feed-back a tu desempeño. No te olvides que tienes que lidiar simultáneamente con múltiples objetivos, es clave priorizarlos y, finalmente, recuerda que debes buscar ayuda, los objetivos no se alcanzan solos”.

Palabras de Ayelet Fishback, una PhD y psicóloga de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago cuyo reciente libro, Get it Done-Surprising Lessons from the Science of Motivation-Little Brown, 2022; aspiro a que me ayude a responder la pregunta que me persigue cada principio de año: ¿cuáles son mis metas para el 2022 y lo que sigue? Mientras reflexiono con mi cuaderno de notas noto que ya no me persigue tanto el afán de hacer un extenso listado de objetivos. ¿Debe ser que el 2021 fue mi año de jubilación y por lo tanto los afanes serán otros? Me pregunto. Me asalta el recuerdo de fin de año sentado con mi padre- ya llegando a los 90- en el jardín de su casa en donde me señala los distintos colores de los novios- recordé que así se llama la flor- que él sembró y me recuerda que no solo hay de color rojo como yo pensaba y me va señalando el arco iris de novios que conforman su jardín. Me emociona oír sus historias de vida donde los logros no ocupan espacio y más bien el protagonista es su familia y amigos, momentos de amor, esperanza y resiliencia, carentes del afán de cumplir fechas o plazos.

“Seamos novios”. Pensé que podría ser mi propósito de este año. Podría animarme a ver la belleza multicolor en lugares inesperados. Los novios se ven en ojos de otros, se les facilita el dar y servir. Sus apegos no son esclavizados por la angustia y los temores, está el aquí y el ahora, el futuro está todo por conquistar. Ellos saben que el tiempo se mide en minutos, pero la vida se mide en momentos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad