jueves 15 de enero de 2009 - 10:00 AM

Dakar en Argentina y Chile

No es que la capital africana se haya trasladado en Argentina o Chile; se trata del famoso «rally» automovilístico denominado París-Dakar porque en sus inicios hace 30 años, salía de París para culminar en la capital del Senegal. El nombre se conservó a pesar de que la salida a veces era desde Madrid o Lisboa y se llegaba hasta El Cabo en Sur África.

Pero este año el nombre suena algo raro al realizarse la carrera en Argentina y Chile. El año pasado la 29ª versión de la famosa carrera, financiada por la petrolera Total, no pudo realizarse por amenazas terroristas en Mauritania; país que estaba dispuesto a movilizar 4.000 policías para garantizar la seguridad de los participantes y periodistas.

Antes y durante los últimos años la carrera había suscitado la oposición de gente de las regiones atravesadas y de ambientalistas solidarios. Vale decir que el paso de más de 400 automotores potenciados al máximo, provoca bastantes estragos en desiertos y aldeas normalmente aislados de la 'civilización consumista'. Este año son 177 carros, 81 camiones, 25 'quads' y 217 motos que salieron a competir atravesando paisajes exóticos e intocados; ya va un muerto entre los motoristas. Otro elemento de crítica desfavorable a la tradicional carrera, tiene que ver precisamente con su carácter mortífero: cada carrera cuenta con su cuota de muertos entre participantes, periodistas, seguidores y espectadores o simplemente entre pobladores de aldeas y pueblos que se encuentran en el sitio equivocado en el momento equivocado... (Varios niños atropellados).

Hoy termina al famoso Rally después de un recorrido de 9.578 Km. entre pampa argentina y montañas chilenas, con sabor a muerte y contaminación. Ya pasaron los 500 automotores con su rabo de polvo, gases y ruidos... Los organizadores argumentan que los países africanos se peleaban el paso de las veloces, polvorientas y ruidosas caravanas por el aporte económico que implicaba la organización y el desarrollo del rally. El cuestionado evento se trasladó a los 'más europeos' de América del Sur, que como países africanos subdesarrollados y explotados se prestaron a ser escenario de una carrera obsoleta y que deja al fin de cuentas más perdidas que ganancias. Se dejaron meter un gol ambiental con argumentos económicos y de promoción turística de las regiones atravesadas.

 Importa que esta clase de eventos no se repitan en los mismos sitios para minimizar las consecuencias y solo espero que Colombia no se postule ni califique para el siguiente.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad