jueves 29 de enero de 2009 - 10:00 AM

'La estación inundada'

Esta columna es la cuarta escrita acerca del proyecto de La Estación: del proyecto y la esperanza; la espera y las demoras; del traslado, las alegrías y angustias, satisfacciones y reclamos. Y ahora de nuevo los problemas y las desilusiones: las primeras lluvias fuertes afectaron varios apartamentos de primeros pisos e hicieron colapsar el sistema de bombeo del agua.

La situación vivida por los habitantes de La Estación - descrita por Yvonne Rodríguez, periodista de Vanguardia Liberal - ofusca y suscita rabia. El artículo contribuyó a que el señor Alcalde fuera a conocer personalmente la situación y prometer soluciones. Que así sea, porque los demás funcionarios se lavan las manos en estas turbias aguas del proyecto modelo de La Estación: la directora del Invisbu reitera que 'el proyecto quedo bien hecho' y responsabiliza a los habitantes del mal funcionamiento de las bombas para el suministro del agua. Tan bien hecho quedó el proyecto, que las aguas lluvias entran a los apartamentos; la funcionaria misma tiene que admitir que  'hace falta un muro de contención que evite que las aguas que corren por la vía principal desemboquen en los primeros pisos de las torres.' Con un trabajo tan bien hecho...  ¿de qué se queja la gente?

Por otro lado, en el transcurso de su visita (según video de Vanguardia Liberal), el alcalde Vargas también responsabiliza a los pobres de sus desgracias porque se instalan y construyen sus ranchos en sitios de alto riesgo y no aptos para viviendas; y lo dice precisamente cuando visita un proyecto realizado por el Estado y no en zona presumida de alto riesgo. No vale endosar la responsabilidad de las inundaciones de La Estación y fallas en el servicio de agua a sus habitantes, beneficiarios tras ocho largos años de espera de un programa de vivienda de 'compensación' después de ser expulsados de sus lugares de origen por diferentes actores del conflicto armado.

Inquietudes y preguntas: ¿como un proyecto habitacional premiado a nivel latino americano, puede presentar tantas fallas, hasta el punto de que las aguas lluvias lleguen a entrar en los apartamentos? ¿Cómo pueden los funcionarios desentenderse así de sus responsabilidades frente a los derechos de la gente? Aunque no tengan una responsabilidad personal directa, se espera que asuman las responsabilidades propias de su cargo. Finalmente, resulta desalentador que cualquier proyecto, aunque sea teóricamente bueno, termine siendo deficiente y decepcionante cuando es realizado por 'entidades oficiales'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad