jueves 30 de abril de 2009 - 10:00 AM

Noticieros reiterativos

Los noticieros emitidos por televisión son tan repetitivos que se podrían presentar emisiones de fechas anteriores sin que nadie se diera cuenta: desastres naturales de toda clase, en su mayoría provocados por las actividades humanas o la falta de planeación;

desplazados con toma de oficinas o iglesia como último intento de recibir las ayudas prometidas en cumplimiento de sus derechos; paros de camioneros o educadores para presionar la aplicación de normas anteriormente pactadas; paros cívicos en protesta por carreteras inexistentes o con aspecto de trochas, malos y costosos servicios de agua, salud o educación; además de las mingas que los indígenas tienen que realizar periódicamente para recordar que todavía existen y que sus tierras les pertenecen cada día menos, así como para exigir el cumplimiento por parte del Estado cuya función democrática es garantizar los derechos humanos de todas las personas y la conservación a largo plazo de sus entornos de vida y los recursos naturales.

Si consideramos el derecho a la educación, es preocupante la repetición de noticias como: escuelas con muros y techos pero sin pupitres ni profesores; otras con profesores pero sin techos ni pupitres; planteles en los que hay alumnos/as pero no llegan profesores, hay computadores pero no hay electricidad, etc. Los periodistas entrevistan a angustiadas madres que dicen temer por la vida de sus hijos cuando están en el colegio – ha habido varios muertos por caída de paredes, ventiladores o techos – o rectores que explican que este problema lleva casi diez años sin soluciones y que ya se les acabó la paciencia (uno se pregunta porqué no se les acabó antes). Se da también la palabra a funcionarios municipales o departamentales encargados, quienes prometen que van a arreglar todo en menos de quince días (uno se pregunta por qué no lo hicieron antes si es así de fácil). En el peor de los casos, es un ministro o viceministro quien promete hacer el milagrito de una. Todo así, hasta el próximo noticiero que dentro unos meses o años presentará la misma noticia en la misma escuela –u otra- del mismo municipio –u otro-.

Así se estanca el desarrollo del país, así van los compromisos estatales: entre promesas y mentiras, huelgas y compromisos incumplidos. Pero tranquilos, amables televidentes, que después de las tragedias llegan las lindas, livianas y sonrientes 'niñas de la farándula' y 'Colorín Colorado el cuento se ha acabado', pero ¡no se muevan! que se repite…

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad