jueves 11 de marzo de 2021 - 12:00 AM

Ocho de marzo con pandemia

La ONU prevé un retroceso de más de diez años en los derechos de las mujeres. A la vez presenta directrices para incluirlas en la reconstrucción económica post pandemia
Escuchar este artículo

Nuevamente, el Día internacional de la mujer trabajadora, o sea de todas. Esta conmemoración de las luchas de las mujeres para la justicia laboral e igualdad invita a la reflexión y la acción. Entre pandemia y reivindicaciones, no hubo tantas salidas a restaurantes ni caramelos o peluches. Este 8 de marzo con Covid-19 fue reivindicativo y de reflexión sobre la situación de las mujeres en contexto de pandemia.

Las medidas adoptadas por causa de la pandemia ponen en evidencia y acentúan las brechas laborales entre hombres y mujeres; las más afectadas laboralmente por las medidas sanitarias y restricciones, ya que sobre ellas ha recaído el aumento de las actividades – no remuneradas - del cuidado del hogar. Así, las mujeres son las más afectadas por el desempleo: según el DANE, en 2020, la tasa de desempleo entre las mujeres fue 60,6 % más alta que la de los hombres, lo cual representa mayor vulnerabilidad e inequidad para ellas. En periodo de crisis y desempleo, las primeras a ser enviadas a casa son las mujeres, además con el estigma de que les quitan el trabajo a los hombres. Si hay para todos y se requiere de la mano de obra e inteligencia femeninas, bien. Si no, se retrocede un siglo en la historia de las mujeres sin que nadie se oponga.

Así que, si los hombres mueren más de Covid-19, las mujeres sufren – a veces hasta morir – las consecuencias de la pandemia, con más violencias y desempleo. Es reconocida “la otra pandemia” que llevó a la declaratoria nacional de emergencia por violencia machista. También son conocidas las cifras mundiales de las consecuencias laborales y económicas del Covid-19 en las vidas de las mujeres. La ONU prevé un retroceso de más de diez años en los derechos de las mujeres. A la vez presenta directrices para incluirlas en la reconstrucción económica post pandemia, reconocer y aprovechar sus capacidades y los aportes que pueden hacer.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad