jueves 18 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Todos en el suelo

Todos en la cama o todos en el suelo, reza el dicho; al paso que vamos este gobierno nos va dejar a todos en el suelo y –si hablamos de salud - a muchos bien enterrados en el subsuelo.

Pero hablemos de educación: 'ni un niño menos' - en las aulas de clases - según el refrán propagandista. La realidad: 'ni un niño menos en las calles' o 'ni un niño más en las aulas'. ¿Qué hay de unos 2.000 niños que perdieron el cupo de becas oficiales en colegios privados? Se los espera en colegios oficiales en los que se hacinan ya más de 40 alumnos por grupo y no se ha nombrado a todos los profesores. 'Ni un niño menos', la educación es gratuita: sólo se pagan la asociación de padres de familia y el seguro estudiantil que no cubre ni los dientes rotos durante el recreo. Luego vienen las temibles listas de útiles y los uniformes. ¿Cuántos alumnos no pueden entrar a clases por no tener el uniforme completo o los útiles exigidos? Las listas de los mal llamados 'útiles' no dejan de sorprender: diez y seis cuadernos son un mínimo; una resma de papel bond; 10 rollos de papel higiénico; y los 'libros-cuadernos', no reutilizables, que no pueden costar menos de 50.000 pesos y con prohibición expresa - avalada por los profesores que las rechazan - de sacar fotocopias. Multiplicando por el número de hijos/as estudiando, no hay presupuesto familiar que resista.

'Ni un niño menos', la educación es gratuita - si el colegio está frente a la casa o no lejos de ésta-. Si un hijo no es maratonista y debe tomar bus para llegar a tiempo a clases, se debe agregar un gasto mensual de 56.000 pesos, sin contar los desplazamientos a actividades de la 'jornada contraria' como educación física o trabajo social. Si hay más de un hijo/a matriculado en la familia, multiplique por el número de hijos/as matriculados.

'Ni un niño menos', la educación es gratuita. No nos digamos mentiras ni aceptemos mentiras: la educación en Colombia no es gratuita ni es de todos, este cuento de la cobertura universal es eso mismo: un cuento, como el de la salud, y nos está llevando más allá de la emergencia, al fondo del precipicio. En defensa de la salud del país y de la educación de los colombianitos/as 'futuro del país' y presente del hambre y la injusticia: ¡'Ni un Uribe más'!

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad