domingo 14 de abril de 2019 - 12:00 AM

Roba y reinarás....

Esta semana los colombianos quedamos sorprendidos con la irrisoria condena que le impusieron a Germán Trujillo, zar del Programa de Alimentación Escolar (PAE), esposo de Cielo González ex gobernadora de Huila y cuñado del hoy gobernador Carlos Julio González.

Los colombianos nunca olvidaremos la frase del Fiscal cuando dictaron orden de captura contra Trujillo: “Mientras el Contralor encuentra en los Programas de Alimentación Escolar pechugas de pollo de 40 mil pesos, nosotros estamos encontrando tamales de 30 millones de pesos”.
Este “señor” y su familia se apoderaron de los contratos del PAE tanto en Santander como en otros departamentos que aún no se investigan o que no han tenido el sentido de urgencia para ser resueltos.

¿Por qué solo tres años de condena para un bandido que se enriqueció robándose los recursos de los niños más vulnerables del país? Esto indudablemente se convierte en un incentivo para los corruptos, comprobando una vez más que ser pillo paga en el país.
Este no es un caso aislado; recordemos que los Nule cumplieron sus “condenas” en una mansión o que las cabezas del desfalco de Interbolsa ya están libres disfrutando de sus fortunas.
Mientras tanto, en el Congreso siguen dilatando la aprobación del estatuto anticorrupción. Este proyecto acabaría con la vagabundería de la detención domiciliaria, de los patios convertidos en resorts 5 estrellas, del vencimiento de términos o cualquier otro tipo de beneficio para los corruptos.

Han transcurrido tres sesiones de la plenaria del senado votando más de 50 impedimentos de los congresistas y no han logrado votar el estatuto. Es impresentable que la mitad del Senado se tenga que declarar impedido por las investigaciones que tienen en la Corte. Esto es desolador.

A diario vemos a congresistas hablando en contra de la corrupción materializado en discursos vacíos.

¿Será que algunos están dilatando la aprobación del estatuto por las sanciones ejemplarizantes que éste acarrea para ellos? ¿Quiénes serán esos corruptos a los que tanto les asusta este proyecto de ley?

Los colombianos no soportamos más el incremento de impuestos mientras los corruptos están en Lamborghinis por el mundo y otros tantos siguen campantes pese a escándalos como el de Odebrecht. Por eso, les exigimos a los congresistas que aprueben esta ley para evitar que los bandidos sigan burlándose de los colombianos y no se perpetúe la frase: Roba y reinarás.

Cristina Plazas
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad