domingo 23 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Se le olvidó el Chocó...

Como lo he repetido en varias ocasiones, si hay un partido responsable de la crisis que atraviesan los chocoanos, es el partido liberal.
Image
Columna de
Cristina Plazas

La votación del presidente Petro en el Pacífico fue monumental. En el departamento del Chocó ganó con el 81,94 % de los votos, despertando en el pueblo un sentimiento de esperanza respecto a la llegada de un cambio. Pero, sorpresivamente, ya existen voces de alerta y desilusión de varios de los líderes sociales que lo acompañaron en la campaña, principalmente por no haber designado gobernador, ya que desde el 18 de agosto tiene la terna en su escritorio y no ha tomado una decisión. El próximo domingo 23 de octubre se completan 7 meses sin dirigente en propiedad. ¿Será que el presidente no se ha dado cuenta de la crisis que vive este departamento?

Actualmente se encuentra encargado el secretario del interior William Darwin Halaby en la gobernación, luego de haber sido destituido y capturado el exgobernador Ariel Palacios Calderón, tras ser acusado de hechos de corrupción en millonarios contratos suscritos durante la pandemia. Como ya es costumbre en estos casos de corrupción, y así la detención preventiva busque que los investigados no interfieran en los procesos, Palacios sigue gobernando desde su casa por cárcel la cual se ha convertido en la oficina alterna de todos los secretarios. Muchos se preguntan por qué la Fiscalía hace caso omiso de esta situación, aun más, cuando esta entidad está ubicada en la misma calle donde se presentan los hechos.

Recordemos, además, que el gobernador encargado es hijo de William Halaby Córdoba, condenado por corrupción. Todos estos son parte del clan de “los embilletados” quienes se han robado al Chocó una y otra vez.

Desafortunadamente, varias fuentes consultadas manifestaron su preocupación por la demora en la designación, puesto que existen rumores de que el gobierno estaría negociando con el partido liberal esta posición. Es importante señalar que el ternado por este movimiento, Ricaurte Espinoza Mena, es el candidato oficial del exgobernador Ariel Palacios, quien lo ha acompañado en la alcaldía de Bojayá y en la gobernación como su tesorero. No solo los une sus lazos políticos, sino también son muy cercanos, lo que se evidencia con el nombramiento de Palacios como padrino de su matrimonio.

Como lo he repetido en varias ocasiones, si hay un partido responsable de la crisis que atraviesan los chocoanos, es el partido liberal. Indigna y causa repudio la indiferencia, desidia y complicidad que han tenido las directivas con todas estas situaciones. Para ellos, la hambruna y la vulneración de derechos que viven tantos ciudadanos en este departamento no cuentan a la hora de ganar votos, posiciones, contratos y poder. Un asco completo.

Los otros dos ternados son: Yimmy Leiter Aguilar Mosquera, exdiputado de la asamblea departamental del Chocó, avalado por el partido verde; y Juan Carlos Blanco Córdoba, candidato del partido conservador, sobrino de Wladimiro Córdoba, directivo de este movimiento, muy cercano al senador Carlos Trujillo, presidente del partido.

Esperemos que los rumores no sean ciertos, que el presidente Petro no le falle a todo un pueblo que tiene la esperanza de vivir sabroso; y que designe al que tenga las mejores calidades personales y profesionales.

No se puede ignorar la crisis institucional, que en los últimos 10 años, el departamento ha tenido 13 gobernadores.

La pregunta es: ¿primarán los cálculos políticos o los derechos de todo un pueblo que tanto ha sufrido por la corrupción rampante? El presidente Petro tiene la última palabra.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad