sábado 02 de mayo de 2020 - 12:00 AM

“Baby boom”

el golpe económico con la pérdida de millones de puestos de trabajo por la pandemia, más que “Baby Boom”, generará golpe demográfico a la natalidad
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Diva Criado

¿Habrá después de la pandemia? En el mundo anglosajón, al incremento del índice de natalidad ocurrido tras la Segunda Guerra Mundial, cuando los soldados regresaron de la guerra, se le conoce como “Baby Boom”. El hándicap es que, en esa época, no había internet, menos redes sociales

Actualmente se emplea para significar rebrotes puntuales de natalidad. Una investigación del Fondo de Población (ONU), indica que en los próximos meses, millones de mujeres sufrirán embarazos no deseados

Pero la frase también se acuñó cuando los nacimientos se multiplicaron en Nueva York, después de los apagones que dejaron a millones de personas sin luz durante los años 1965 y 1977. Según estadísticas, se comprobó que no hay evidencias que demuestren que haya habido más sexo, ni mayores nacimientos durante esos eventos, entre otras cosas porque para la mayoría de personas el estrés, la ansiedad, la depresión y la incertidumbre económica reducen la líbido.

Expertos demuestran que el fruto de la fertilidad durante la cuarentena, muchas veces, es más producto de la imaginación y del morbo, que de otra cosa. Lo explica el psicólogo y autor del libro “The Myth of Sex Addiction” David J. Ley, PhD., en un artículo publicado en la revista Psychology Today, refiriéndose al “Baby Boom”, después del confinamiento. Indica que, “la mayoría de personas atrapadas en sus casas están con sus parejas sexuales existentes, no con personas que son parejas sexuales “potenciales”. Dice que esto hace una diferencia sutil pero importante, las personas no están atrapadas en casa solas, están con sus hijos, porque las escuelas están cerradas. Cualquiera que sea padre sabe que esto no es una dinámica propicia para mucho sexo.

Otra cosa es cuando esas medidas restrictivas, adoptadas en todo el mundo para luchar contra el COVID-19, agudizan la advertencia de Naciones Unidas como el incremento de casos de violencia de género, imposibilidad de conseguir anticonceptivos o el impacto de la recesión económica mundial en países pobres.

Sanitarios, farmacéuticos y amigos de diferentes latitudes, comentaban que la probabilidad del desabastecimiento de anticonceptivos es casi nula. Alguno de ellos decía que en Colombia la planificación familiar existente no se ha reducido durante la pandemia. Distinto es que la situación económica de quienes no tienen acceso a anticonceptivos, que son pocos, los lleve a comprar comida antes que preservativos

Alguien decía, con razón, que nada hace perder más la líbido y el deseo de tener hijos, que la incertidumbre material. No es para menos, se prevé que el golpe económico con la pérdida de millones de puestos de trabajo por la pandemia, más que “Baby Boom”, generará golpe demográfico a la natalidad.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad