sábado 21 de mayo de 2022 - 12:00 AM

“No somos idiotas... No habrá fertilizantes”

Image
Columna de
Diva Criado

Dmitri Medvédev, vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, el “Robín de Batman Putin”, como lo llaman en EE.UU., presidente de Rusia entre 2008 y 2012, envió un mensaje por la red social VKontakte, aplicación similar a Facebook: “Es ilógico, por una parte, nos imponen sanciones demenciales y, por otra, exigen suministrar alimentos. No somos idiotas..., no habrá suministros al exterior en detrimento de nuestro mercado”

Se refería a que Rusia no exportará cereales que disminuyan su mercado interno. Sin trigo y fertilizantes, los países importadores, pasarán momentos difíciles. En mi opinión, dos cosas son ciertas. Primero, la crisis alimentaria inició antes, con la pandemia, los fabricantes de urea a nivel mundial en 2021, redujeron la producción cuando se dispararon los costes de su principal insumo, el gas natural. Segundo, desde las sanciones a Moscú, los precios de los fertilizantes aumentaron significativamente.

Un reciente informe de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), indica que Rusia es el primer exportador de fertilizantes nitrogenados, el segundo proveedor de potasio y el tercer mayor exportador de fertilizantes fosfatados, ingredientes clave en los fertilizantes que permiten que plantas y cultivos crezcan.

Ucrania, es uno de los principales exportadores de amoníaco, potasa, urea y fosfatos. Entre el 2020/2021, se sitúo en el cuarto país exportador de maíz. Las exportaciones de aceite de girasol de Rusia y Ucrania, constituyen el 55 % de la oferta mundial.

Investigando la situación de Colombia, encontré que las “bases para una política de precios”, indica, que los insumos básicos para fertilizar la tierra (urea, fosfato, potasio) equivalen al 80% del negocio de los agroinsumos. Según DANE, el país importa, más de dos millones de toneladas de fertilizantes al año. La urea, es la sustancia de nitrógeno más popular, de mayor uso y demanda, 42% importada de Rusia y Ucrania. Solo seis empresas importan estos insumos.

Según FEDEPAPA, la preocupación de los productores es que hay fertilizantes que han subido el 80% de su precio. Alarmante el aumento de la urea, 150%.

La incertidumbre sobre las exportaciones que Moscú vetará como represalia, se suman a la dificultad de compra. Indudablemente que los más afectados son los pequeños agricultores, compradores económicamente más débiles, con menos poder de negociación para asegurar el suministro en un mercado restringido.

Se aproximan elecciones presidenciales. ¿Qué propuestas “viables”, sobre insumos y productos agrícolas tienen los candidatos?

¡Ahí les dejo!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad