sábado 26 de octubre de 2019 - 12:00 AM

¡Vote, ejerza su derecho!

Lo indignante es que ojeando en los programas de campaña, no se vislumbra cómo combatir la inseguridad
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Diva Criado

Tengo amigas y amigos que no votan, son buenas personas, amables y estructuradas, hablar con ellas de cualquier tema es un verdadero placer, excepto cuando se divisan elecciones en el horizonte. Es lo que J. Barthlelemy, llamaría el abstencionismo apático, el motivado por la pereza, unida a la falsa convicción de la escasa importancia que dan al voto individual y a la ignorancia de las innegables consecuencias que acarrea la abstención

En el mismo contexto plantea, que en el abstencionismo electoral, no concurre una única modalidad, existe un abanico de posibilidades: la abstención técnica o estructural, motivada por razones no imputables a las personas con derecho a votar, enfermedad, defectos en la inscripción censal, clima, distancia de los sitios de votación; abstención política o racional, actitud consciente de rechazo al sistema político, falta de identificación con las propuestas de los candidatos, o la creencia de coincidencia en las opciones, ‘todos los políticos son iguales’; abstencionismo cívico, cuando ninguna de las opciones políticas en pugna le convence y vota en blanco, una forma de voto válido, sin opción por ninguna candidatura, pero capaz de cambiar el panorama político

Sin embargo, la política es el proceso a través del cual una sociedad crea la capacidad de actuar con inteligencia sobre sí misma. Supone que mediante una discusión argumentativa se avizore un interés general, un diagnóstico de los problemas colectivos acompañado de propuestas de cómo superarlos, la inseguridad por ejemplo

Y hablo de inseguridad, porque mientras escribo esta columna, recibí una llamada que me arrugó el corazón, la noticia del atraco a una de mis sobrinas, por robarle el teléfono, casi le cuesta la vida, un tema acojonante, que limita y genera impotencia a cualquiera que le suceda. Pareciera que en nuestro país, la violencia forma parte de su naturaleza

Lo indignante es que ojeando en los programas de campaña, no se vislumbra cómo combatir la inseguridad. Los delincuentes (hablo de todos, ladronzuelos y de cuello blanco) campean a sus anchas. Nuestras permisivas leyes consienten que muchos delitos queden en la impunidad y la impunidad, es la mejor amiga de la corrupción, que a su vez promueve la abstención

Por eso hay que votar para exigir, pero no venda su voto, “el que paga para llegar, llega para robar”, decía Carlos Gaviria. Revise nuevamente los programas de los candidatos, estudie, investigue, y si no está de acuerdo con ninguno, vote en blanco, pero vote, no demos por sentada la democracia. El derecho a votar es una de nuestras libertades más importantes como individuos. Defendamos la idea de democracia, la mejor forma de hacerlo es votando

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad