Publicidad

Donaldo Ortiz Latorre
Domingo 14 de enero de 2024 - 12:00 PM

Adiós genio

Compartir
Imprimir
Comentarios

El genio, “el hombre más preparado de su generación, el escritor de infinidad de libros, 10 libros no más, maestrías a granel, profesor de más de 10 universidades en el mundo”, un “diamante en bruto”, historiador, doctor, como él mismo lo dice: “ no llegué por amiguismos, llegué por ser probablemente la persona más genial de mi generación”. El amigo del presidente, no era penalista, pero lo acomodaron. Un tipo “humilde más preparado que un kumis”. Nada vanidoso. El “Sherlock Holmes” más serio que hemos tenido. Él hubiera descubierto quién mató a Sucre, a Gaitán, a Galán, al señor humilde de la esquina, a miles de policías y soldados y a esa infinidad de muertes sin resolver que tiene la triste historia colombiana. Probablemente si se empecina hubiera sabido quién mató a Kennedy y al rey francés Luis XVI, en la guillotina, hasta hubiera sabido quién mató a Gandhi . “Soy absolutamente feliz, estoy contento, haciendo la mejor fiscalía de la historia”. Nada menos. Un Superman del siglo XXI. No es amigo de nadie, dice, pero rumbeaba con el presidente roquero, Duque, tocando su guitarra. Lo mejor es tener amigos en esos cargos públicos y no se investigue ni a la vicepresidente Ramírez con “Memo Fantasma” y menos la financiación de la campaña por el “Neñe”. Eso no, Para esos son los amigos, para engavetar y tapar. Y el poder: en plena pandemia se fue con sus amigotes, su familia (la esposa de Barbosa trabajaba en la Contraloría), el Contralor y su esposa (que trabajaba en la Fiscalía), para San Andrés por cuenta de los contribuyentes colombianos a gastar, mientras estaba todo cerrado, a él, el hombre “más preparado de su generación y el más feliz”, le abrían los almacenes para llenarse de cachivaches, perdón de mercancía elegante. Y era un viaje de trabajo, repitió dejando ver su mechón.

Se nos va y nos deja con nostalgia, casi llorando, porque ese ser con tanta genialidad y ese “kumis” que ya indigesta, investigaba a unos y a otros no. Lo de la Karen Abudinen, la de los 70 mil millones, claro lo dejó entre los miles de procesos que se esconden en esa Fiscalía que huele mal y apesta. Odebrecht, la muerte de los Pizano, y sigue esa lista de infamias sin resolver.

El “Kumis” se pasó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad