lunes 19 de agosto de 2019 - 12:00 AM

¿Alcalde o Alcaldesa?

Esperamos que el Alcalde o Alcaldesa elegido mantenga las políticas de anticorrupción y defensa del ambiente y de la cultura y no vaya por negocios particulares.

¿Qué hacer con la próxima elección popular de alcaldes? ¿Qué hacer con algunos de los candidatos que se comportan como si fueran reinas de belleza? ¿Qué hacer para que realmente nos digan la verdad sobre cómo será su gobierno?

Las encuestas (algo hay que creerles), muestran que los cuatro primeros no están con el Alcalde actual ni con sus políticas ¿la gente estará cansada? ¿o el mensaje de renovación que pregona el señor Alcalde no cala sino en un sector de la ciudadanía? ¿El pueblo sigue ciego?

Todo se conocerá el próximo 27 de octubre, pero lo que sí se puede intuir es que la brega electoral, como siempre, moverá dinero y pocas ideas. Esa es nuestra democracia, dirán algunos, y eso es lo que nos merecemos, dirán otros.

En todo caso, el próximo Alcalde o Alcaldesa, siga privilegiando la lucha anticorrupción, la defensa del Páramo de Santurbán y en la calidad de vida de nuestros ciudadanos.

Rodolfo Hernández hizo tareas reconocibles y verificables como la terminación del Teatro Santander que tiene lleno total en todas sus presentaciones, el mejoramiento de la biblioteca, en donde nombró a un director austero y no corrupto. La austeridad fue otra de sus cualidades, así como la ayuda a sectores tradicionalmente abandonados como los barrios del norte. Barrios que florecen en medio de la violencia y de la miseria se les dio trato de ciudadanos dignos. Las canchas deportivas y las Ágoras, cuyos espacios facilitan la integración familiar y se hacen creativos, fueron logros suyos también. La transparencia en muchos actos completo la labor.

Esperamos que el Alcalde o Alcaldesa elegido mantenga las políticas de anticorrupción y defensa del ambiente y de la cultura y no vaya por negocios particulares. Debe hacer amable la ciudad y acabar polarización trabajando y sirviendo.

Nota: La crisis de la Lotería de Santander es imparable y está siendo intervenida por la Supersalud. La quiebra le ha impedido cumplir los compromisos de pago como el de las pensiones. Están a un paso de liquidarla. ¿Burocracia? ¿Corrupción? ¿Falta de ventas? Todo eso junto o falta de gestión. ¿Y a todas estas cuál es el control político de los diputados? Son más decorativos.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad