lunes 05 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Baños públicos

Planeación debería caminar por la ciudad y apreciar la realidad. Entienda que necesitamos baños.

Por cada 100 personas según Google, se requieren cinco inodoros y 10 lavabos y por cada 10 personas, un baño para discapacitados. En Bogotá, hay un baño de acceso público por cada 33 personas.

Lo que digo y lo digo con argumentos es porque caminando por la ciudad, no se encuentran baños públicos en los parques, pero si olores de orín y materia fecal humana y de perros y también el olor a marihuana, violando el Código de Policía frente a ella misma y frente a los niños que juegan. Planeación Municipal debería caminar por la ciudad y apreciar la realidad. Entienda que necesitamos baños y cuidar los parques. En el parque San Pío los olores son de todo tipo.

Secretario de Planeación le podemos preguntar: ¿cuántos baños se van a instalar? ¿Hay estudios técnicos para identificar la oferta en la ciudad y dónde se instalaran? ¿Cuánto cuesta instalarlos? No se molesten por las preguntas, estamos hablando de los posibles baños administrados por el municipio. Una alternativa posible, es estimular que privados se interesen en instalar baños en la ciudad mediante una alianza público- privada (APP) u otra forma que no le genere cargas al Municipio ni a la ciudadanía. Sería ideal tener un servicio gratuito, en la medida de las posibilidades, para que todos puedan acceder a este servicio, que es cuestión de dignidad humana. El “León de Apure”, José Antonio Páez, murió en New York en 1873 aguantando una orinada. En ese tiempo no había baños públicos en esa ciudad. Un siglo después Bogotá carece de baños públicos suficientes y Bucaramanga ninguno.

Nota: Los candidatos a la Alcaldía cuándo nos van a permitir conocer sus propuestas reales sobre la ciudad y cuándo nos van a mostrar su declaración de renta como un acto de transparencia con los ciudadanos.

¿Por qué los candidatos a la Gobernación insisten en solo proyectos turísticos si no hay infraestructura y si todos los proyectos construidos como el Santísimo, solo son negocios particulares y han sido un fracaso? ¿Por qué van a destinar las regalías en esos proyectos cuando hay que implementar la productividad como generador de riqueza?

Por último, ¿qué podemos decir del primer año de Duque?

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad