lunes 11 de enero de 2010 - 10:00 AM

Barichara se muere

Se muere, pero de sed, se muere porque la gestión de sus alcaldes hasta la fecha ha sido nula en asunto de aguas y ha sido nula porque primero la politiquería que un acueducto, primero una placa de bronce en una plaza que una buena planeación de sus necesidades y esa necesidad prioritaria era el agua para una población que ha hecho conocer a Santander más que ninguna otra, más que Socorro, más que Charalá, la cuna de la revolución comunera. Antes para mostrar teníamos a Girón, pero de esa población ya no queda sino un desorden inmenso.

Los miles de turistas que habían planeado pasar sus días de descanso en esa región y específicamente en Barichara, sufrieron 'las duras y las maduras' para bañarse, para comer, para disfrutar sus días como lo tenían dispuesto, pero no, en pleno siglo XXI, el agua hizo falta en toda la población y fue distribuida y debe seguir haciéndose en carro tanques y traída desde San Gil. Esos turistas se fueron descontentos y es posible no vuelvan o se demoren en volver y desanimen a otros a venir. Barichara, como muchas poblaciones debe estratificarse porque hay muchos 'señoriítos' que han construido sus casas con grandes piscinas y que aprovechan la escasa agua, sólo para ellos, para bañarse, para desperdiciarla y hasta para lavar su lujoso carro mientras los demás, o sea el resto de la población nativa, no tiene muchas veces ni para bañarse las manos y menos para cocinar y para sus necesidades básicas. Por eso es necesario estratificar y que la señora Dalita pague más que los pobres de Barichara y también es necesario que se diseñen por parte de la comunidad o de los grupos que están velando porque el acueducto sea una realidad, un tanque que sea colocado en cada casa y se recojan las aguas lluvias, como lo ha dicho Hernán Villarroel y el padre de la parroquia porque cuando allá llueve, llueve como en Macondo.

La otra alternativa es promover en la comunidad la creación de 'jagüeyes' comunitarios y por último ya cansados de 'tanto sufrir' se realice una manifestación que obligue al alcalde a realizarlo en un tiempo determinado y una acción popular para que el acueducto sea un hecho y no se siga en esa población solo unos pocos 'bañándose en agua' porque ese es el otro problema, los 'señoriítos' solo piensan en ellos y no en la comunidad. ¿Habrán sembrado un árbol?

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad