lunes 15 de julio de 2019 - 12:00 AM

Democracia

Que llegue al poder un corrupto es culpa del votante inconsciente.

Se santiguan hipócritamente, pero es la sociedad colombiana la responsable de haber construido el país que tenemos, lleno de iniquidad, violencia, desesperanza, corrupto, con una juventud y con unos niños que carecen de futuro digno donde el microtráfico señorea en los pueblos, con una salud que mata más que la guerra, con una justicia que está en muchas ocasiones (no todas), permeada por los dineros de los poderosos. Tenemos un país con una economía nutrida por ese dinero que hizo de Pablo Escobar un “gran empresario”.

Es interesante ver cómo todos los lideres prometedores de este país han terminado muertos: Gaitán, Galán o, remontándonos más, Sucre. Nunca podremos saber cómo hubieran sido sus gobiernos, pero los atajaron porque promovían el cambio y daban esperanzas a la gran mayoría de colombianos. Crímenes de Estado.

Que llegue al poder un corrupto es culpa del votante inconsciente. Que llegue un mediocre que se llama honesto también. Por eso no se santigüen ni se encomienden tanto. Más bien piensen que la democracia no solo la hacen los políticos sino los mismos ciudadanos que terminan conformándose con una buena panzada en el almuerzo y con unas cervezas o con proyectos y cambios reales. O siguen creyendo en discursos que están cargados de mentiras o apoyan las políticas que nos hacen progresar a todos. A las elecciones pueden llegar ángeles y demonios. Eso precisamente es el juego de la democracia que hemos aceptado, todos tienen derecho. Por eso, repito, debemos trabajar diariamente por una democracia más transparente que no crea en los discursos de doble moral; proponer y apoyar cambios que abarquen a las futuras generaciones y no contentarnos con la morcilla del día.

Los candidatos a la Alcaldía y a la Gobernación si la ley lo permite y llenan los requisitos pueden hacer el ejercicio electoral. Pero protejamos a los Sucre, a los Gaitán, a los Galán, porque si alguien se siente amenazado los ensuciarán o tratarán de detenerlos violentamente.

Nota:

Según el doctor Aurelio Suárez y el concejal Jorge Flórez, el Acueducto tiene a 20 mil familias sin agua porque no es rentable llevárselas. En muchas partes del mundo el agua es un servicio que no se cobra.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad