lunes 13 de julio de 2009 - 10:00 AM

El hipopótamo que asustó a Colombia

El Hippopotamus amphibius, ese animal que salió hace mucho tiempo tras una hembra con su crío, en Colombia, se había vuelto un animal peligroso y es que en la búsqueda de su 'amor' acababa con todo lo que ve y pisa (peor que el Caballo de Atila), acababa según el mediocre Ministro del Medio Ambiente que parece no ha salido de su escritorio de burócrata, con todo animal, planta y ser humano que se encontrara en su camino a la libertad y en su camino legítimo de buscar su hembra perdida (le pasará lo de Jaime Garzón, no habrá cómo detener a los asesinos porque no les llegará la contraorden a tiempo para no hacerlo y morirá la hembra y su pequeño hipopótamo), será asesinada junto con su cría porque aquí en Colombia por cuenta de cuanto burócrata se le ocurra, siempre las cosas se resuelven a 'pura bala'. No se les ocurrió darle a esos valientes soldados que posan en la fotografía con 'Pepe' (así se llamaba), el hipopótamo asesinado a mansalva, un dardo para dormirlo como ve uno en las películas de animales. Como siempre que hay que matar a alguien que no nos duela se da la orden, pero no hay contraorden porque disparado el instinto asesino, no hay cómo detenerlo hasta que no se haya cumplido con la eliminación del objetivo.

Y no es que no nos duela la muerte todos los días de niños por hambre, por enfermedades inmuno-prevenibles, y no nos duela la muerte de mujeres por abortos, por violencia y las muertes de los ancianos, los últimos olvidados de la codicia humana. Todo duele, pero la sevicia duele más, matar un animal porque un ministrillo da la orden, porque ese ministro no ha visto una vaca sino en televisión y ver ese animal casi prehistórico lo asustó porque cree en el fondo de su alma que es un ser extraterrestre, un ser inhóspito y asesino y además, no es de esta tierra como no lo son las gallinetas, los camuros, los burros, los caballos, las gallinas, las truchas, los perros, los españoles, las uvas, las naranjas, las abejas, las vacas, los toros y todos esos animales que fueron traídos como seguramente fue traído 'pepe' de otro mundo y eso asusta este ministro que debía renunciar si tiene criterio de capataz. Asustado por la biodiversidad como si las razas humanas no fueran eso, biodiversidad y las razas de bovinos y ovinos y todas las razas del mundo no fueran una mezcla de intereses y de afanes, de amores y locuras. Ministro renuncie.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad