lunes 28 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Elegimos

Tenemos la suerte de su triunfo, con él la ciudad tendrá un serio interlocutor dispuesto a servir a sus ciudadanos sin vanidades ni alardes
Escuchar este artículo

Más de 500 mil personas pueden votar en Bucaramanga. El ciudadano participó en esta jornada electoral de forma pacífica, por lo menos en esta ciudad que busca el cambio en la forma y en el fondo. Fueron unas campañas donde no hubo altibajos, ni grandes debates, como sí los hubo en Bogotá y en Medellín.

Aquí quedamos cortos en el conocimiento de las propuestas porque la forma de plantear los debates limitaban mucho a los candidatos y los periodistas no lograron realmente diseñar un modelo para que el público pudiera apreciar los programas y sus alcances.

Si se confirman los pronósticos, por lo menos en la Alcaldía de Bucaramanga, el triunfador será Juan Carlos Cárdenas, quien más allá de tener como fin ganar la Alcaldía, logró ganar la credibilidad, el respeto de la ciudadanía consolidando su programa que tiene una visión moderna para transformar la ciudad y hacerla más humana y menos corrupta. Su intención clara es instalar una oficina con un Comisionado para defender el Páramo de Santurbán, generando un ambiente de trabajo conjunto con la Provincia de Soto Norte, haciendo corresponsabilidad con esa región que nos da el agua y a la que tenemos abandonada. Ojalá el nuevo alcalde pueda impulsar nuevos modelos de educación y organice clases con las universidades, cuyas instalaciones están cerradas los fines de semana, educación no formal para niños de estratos 1, 2 y 3. Escuela de Oficios que nunca se olvidan (un orfebre, un herrero, sabiendo que tenemos dos escuelas de música y no hay lutería, tramoyistas ahora que tenemos el Teatro Santander, etc.) que permitan en la ciudad y en la región el emprendimiento. Tenemos que formalizar la educación de la EMA, convocar a la juventud a la construcción de una ciudad incluyente, real, amigable y pensante.

Él lo sabe y además escucha, sabe para dónde va y continuará la lucha anticorrupción que la ciudad y la región han sabido reconocer. Tenemos la suerte de su triunfo, con él la ciudad tendrá un serio interlocutor dispuesto a servir a sus ciudadanos sin vanidades ni alardes, sin atribuirse el monopolio de las virtudes republicanas. Ojalá el Concejo sea renovado para bien de la ciudad y el clima de polarización cambiará.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad